VIRALES
23/07/2019 10:18 CEST | Actualizado 23/07/2019 10:29 CEST

Gabriel Rufián atribuye a Unamuno una cita que nunca dijo: esta es la historia

Así (de mal) ha empezado.

El HuffPost

Gabriel Rufián ha sido el encargado de inaugurar la segunda sesión de investidura este martes en la que Pedro Sánchez busca salir presidente del Gobierno.

El representante de Esquerra Republicana de Cataluña ha empezado su intervención acordándose de una de las citas más populares que se le atribuye a Miguel de Unamuno. 

“Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta en esta lucha: razón y derecho. Me parece inútil pediros que penséis en España”, ha sentenciado con un tono de voz contundente. 

Estas palabras, según Rufián, fueron pronunciadas por Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936 delante de militar Millán Astray. 

Desde un primer momento en Twitter se ha creado un debate sobre si el intelectual vasco afirmó realmente esta frase o no. 

¿Fueron verdad o se ha magnificado todo con el paso del tiempo?

El relato literario dibujado por Luis Portillo, un joven profesor de Salamanca que luchó en el bando republicano y a posteriori se exilió a Londres. A él le propusieron realizar un texto sobre lo que sucedió aquel 12 de octubre en la localidad castellana. Portillo entregó un artículo titulado Unamuno’s Last Lecture (La última lectura de Unamuno), que se publicó en 1941 en la revista Horizons.

Años después biógrafos del propio escritor y representante máximo de la Generación del 98 han ido quitando validez a aquel texto. Primero fueron Emilio Salcedo y el matrimonio Rabaté los que ya lo afirmaron y después le tocó el turno a Severiano Delgado.

Este bibliotecario de la universidad de Salamanca e investigador de la Guerra Civil dio más luz a esta historia en una entrevista concedida el pasado mes de mayo del 2018 en El País

“El relato tiene una clara intención literaria, no historiográfica. Portillo no intenta describir objetivamente el acto del paraninfo, al que no asistió, sino hacer una recreación literaria destinada a subrayar la brutalidad de Millán Astray, con Unamuno en el papel del valiente que se atreve a enfrentarse al infame militar”, explicó Delgado a Sergio del Molino.

Como contó, Portillo sí conoció a Unamuno y sus palabras, según él, fueron dichas en algún que otro momento. Ese artículo pasó desapercibido hasta que llegó a las manos de otro investigador, Hugh Thomas.

En 1961 el británico publicó su monografía sobre la Guerra Civil. Su éxito hizo que la frase de Unamuno se convirtiera en una de las citas más famosas de la lucha republicana. 

Photo gallery Las fotos del segundo día de investidura de Sánchez See Gallery