Rusia reanuda los ataques aéreos contra la acería Azovstal en Mariúpol

El asesor del jefe de la Oficina de la Presidencia ucraniana, Oleksiy Arestovych, ha asegurado que las tropas rusas "están intentando llevar a cabo acciones de asalto".
La planta acerera de Azovstal en la ciudadana ucraniana de Mariúpol.
La planta acerera de Azovstal en la ciudadana ucraniana de Mariúpol.
Leon Klein/Anadolu Agency via Getty Images

Las tropas rusas han reanudado los ataques aéreos en torno a la planta acerera de Azovstal en la ciudadana ucraniana de Mariúpol y también intentan llevar a cabo un asalto, ha informado este sábado el asesor del jefe de la Oficina de la Presidencia ucraniana, Oleksiy Arestovych.

“El enemigo está tratando de sofocar definitivamente la resistencia de los defensores de Mariúpol en la zona de Azovstal. Han reanudado los ataques aéreos sobre el territorio de la planta, sobre la zona de defensa de nuestras tropas, y están intentando llevar a cabo acciones de asalto”, ha señalado durante una sesión informativa, citado por la agencia Ukrinform.

Arestoyvych ha asegurado que que los defensores de la ciudad están resistiendo a pesar de la difícil situación y que las tropas ucranianas incluso están llevando a cabo contraataques.

Según la agencia Ukrinform, en la planta Azovstal se encuentran unos mil civiles y militares ucranianos, de los cuales unos 500 están heridos. Las autoridades ucranianas han exigido a los rusos un corredor humanitario urgente desde la planta siderúrgica.

El asesor del alcalde de Mariúpol, Petro Andryushchenko, ha explicado que los ocupantes están “limpiando” de cadáveres los escombros del teatro de la ciudad, que fue bombardeado por las tropas rusas.

Los cuerpos son envuelven en bolsas de plástico y trasladados en camiones y tractores a una zona industrial y de allí a la localidad de Mangush, donde son arrojados en una zanja de 300 metros, ha indicado en un mensaje en Telegram.

Andryushchenko también ha denunciado que los ocupantes han deportado de Mariúpol a Vladivostok, en el extremo oriente ruso, a 308 residentes, entre ellos 90 niños y que todavía 120.000 civiles se encuentran en la sitiada Mariúpol.

Jean-Pierre Amigo / MSF
Dos voluntarios ayudan a un hombre discapacitado a cruzar un puente destrozado por los ataques.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una anciana es asistida por sus nietos en Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Un carrito, abandonado en las calles de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Bombardeos en Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una muñeca abandonada durante la evacuación de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Un grupo de personas evacuadas de Irpin, llegando a Kiev.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Civiles escapando como pueden de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una guardería del centro de Irpin, llena de escombros tras un bombardeo en el noveno piso de un bloque de viviendas.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Oficina de correos y negocios afectados por bombardeos en la calle Soborna, en el centro de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Edificios bombardeados en la calle Myru, en Irpin.