Seis consejos de los sexólogos para disfrutar más de la masturbación

Cómo evitar distracciones y centrarse en el placer.

Durante el confinamiento las ventas de juguetes sexuales se dispararon, muchas personas se lanzaron al sexting y los el uso de emojis como el del melocotón aumentó considerablemente. Solteros encerrados en casa, parejas separadas o personas que buscaban un momento de relax se lanzaron a la masturbación. Aunque hay que decir que algunos vieron su libido desplomada.

La masturbación y los orgasmos son buenos para la salud y hasta existe un mes entero dedicado al autoplacer: mayo. Por eso hemos hablado con Valérie Tasso, sexóloga y embajadora de LELO, y con Elena Requena, sexóloga y asesora de parejas, para que nos dieran sus consejos para disfrutar más.

1. Céntrate y relájate

“Para disfrutar plenamente de la masturbación es fundamental centrarse en ella al 100% y gozar de este momento íntimo”, explica la sexóloga Valérie Tasso. La experta también apunta que para gozar más de los orgasmos hay que dejar de pensar en ellos. “Siempre queremos más y más. El simple hecho de pensar en cómo disfrutar de orgasmos más intensos puede, a veces, producir lo contrario y generar una gran frustración”, sentencia.

2. Conocerte es lo más importante

La mayoría de expertos apuntan a lo mismo cada vez que sale el tema de la masturbación: el autoconocimiento es lo más importante para disfrutar. “Es una manera de conocer mejor nuestro propio cuerpo. La autoestimulación es muy útil para ahondar más en nuestra propia sexualidad, aprender a descubrir con qué disfrutamos más o qué es lo que no nos gusta”, cuenta Tasso, que señala que esto ayuda a que el sexo sea mejor “tanto en solitario como en compañía”.

En esto también incide la sexóloga Elena Requena. “Conocernos nos servirá para poder guiar a nuestros amantes cuando tengamos encuentros eróticos con otras personas”, explica la experta, que se debe ir más allá del acto físico de la masturbación y explorar “nuestros deseos y fantasías”. “Si juntamos estos dos ejercicios el acto de la masturbación será mucho más consciente y más placentero”, sentencia.

3. Cada persona tiene orgasmos diferentes

“El orgasmo de cada persona es solo de cada persona”, explica Requena, que insiste en que es necesario dejar aparcadas ideas preconcebidas sobre cómo tiene que ser un orgasmo o su intensidad. Al final, vivimos en una época en la que todo se mide, se pesa, se evalúa y se compara, pero es experimentado de formas diversas por cada individuo”, sentencia la sexóloga.

4. No te olvides de otras zonas erógenas

Durante la masturbación, no debemos olvidar la estimulación de otras zonas erógenas: acariciarnos el pecho, el ano, la cara interna de los muslos, lamer nuestros dedos… Todo depende de lo que más excite a cada persona”, apunta Valérie Tasso.

5. Prueba a utilizar un juguete sexual

Los juguetes sexuales, gracias en parte al éxito del succionador de clítoris, viven un gran auge desde 2019 y durante el confinamiento sus ventas se dispararon. Además de por la ruptura de tabúes, Tasso cree que el éxito reside en “que son una forma diferente de estimularnos frente a hacerlo manualmente”.

La sexóloga, que señala el amplio abanico opciones para el gusto de cada persona, recomienda su uso no solo durante la masturbación, sino también “en relaciones con parejas estables o esporádicas, siempre que todas las partes estén de acuerdo”.

Para Requena es bueno probarlos, siempre y cuando apetezca y no por presión social, ya que puede contribuir a “distraer” a algunas personas. Para los que se sientan atraídos por la idea, “pueden enriquecer mucho las prácticas, o incluso pueden ser usados para ayudar a determinadas dificultades que surgen a nivel genital”.

6. Aprovecha el sexting, pero siempre con seguridad

“Durante las semanas de confinamiento se está hablando mucho sobre el sexo a través de vídeollamada. Sin embargo, el sexting es maravilloso porque las conversaciones escritas o grabadas y/o las fotos quedan ahí, y puedes volver a leerlas, reproducirlas o verlas cuando quieras”, apunta Tasso, que piensa que el sexting “deja más lugar a la imaginación” que una llamada por Skype. ”Eso sí, recomiendo que se use este tipo de práctica SOLO con personas de confianza”, recomienda la sexóloga.

Requena también insiste en que lo más importante es que a ambas personas les parezca bien y lo ve como una forma de explorar nuevas vías para disfrutar de la masturbación. “Las relaciones y las formas de comunicarnos están cambiando, y con ello también la forma de tener sexo. Este canal puede ser muy útil, ya que abre una vía de comunicación distinta, diferente de las habituales”, explica la experta.

9 beneficios del orgasmo