Transnistria, el último anhelo expansionista de Putin a las puertas de la UE

En este territorio prorruso moldavo se encuentra un arsenal con cerca de 20.000 toneladas de armas y municiones de la Guerra Fría.
|
Estatua de Vladimir Lenin frente al palacio presidencial en Tiraspol, capital de Transnistria
Estatua de Vladimir Lenin frente al palacio presidencial en Tiraspol, capital de Transnistria
SOPA Images via Getty Images

Rusia no se conforma solo con el Donbás. Este viernes, el jefe del Distrito Militar Centro ruso ha anunciado que su objetivo es controlar, además del este, el sur de Ucrania para abrir un corredor desde el Donbás hasta la anexionada península de Crimea, y poder crear un punto de acceso a la región separatista moldava de Transnistria.

La justificación rusa para querer acceder a Transnistria es la misma que utilizó para defender la invasión de Ucrania: La opresión contra la ciudadanía rusoparlante de la región. En Transnistria “también se producen actos de opresión contra la población de habla rusa”, ha lamentado el comandante.

Este territorio moldavo ya ha sido protagonista en esta guerra. A principios de mes, Kiev afirmó que un aeródromo de la región estaba siendo preparado para recibir aviones y ser utilizado por Moscú para transportar tropas hacia Ucrania, acusaciones que el Ministerio de Defensa de Moldavia y las autoridades de Transnistria negaron.

¿Dónde está Transnistria?

Transnistria es una región autónoma en Moldavia con unos 500.000 habitantes repartidos en poco más de 4.000 km de superficie. Se ubica entre el río Dniéster y la frontera oriental de Moldavia con Ucrania. Declaró su independencia en 1990, con la disolución de la URSS, pero no es reconocida internacionalmente y Moldavia considera estos territorios como parte de la región autónoma de Stînga Nistrului (significa literalmente la orilla izquierda del Dniéster).

Qué le une a Rusia

Es una zona prorrusa con una gran influencia de Moscú. En este territorio se encuentra un arsenal, erigido cuando el país aún formaba parte de la URSS, con cerca de 20.000 toneladas de armas y municiones de la Guerra Fría. Por eso, el Kremlin mantiene en Transnistria un grupo de 1.700 soldados y un Grupo Operativo del ejército ruso que controla estos arsenales que llegaron después de la desintegración del bloque socialista.

En 2018 la Asamblea General de la ONU instó a la Federación de Rusia a completar “de manera incondicional y sin más dilación, la retirada ordenada del Grupo Operacional de las Fuerzas Rusas y sus armamentos del territorio de la República de Moldavia”,

Moscú reconoce que Transnistria pertenece a Moldavia, pero no retira a su ejército, para conservar así su influencia en la zona. Por eso, en marzo de este año, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa adoptó una resolución por la que reconocía la región de Transnistria como “territorio de Moldavia ocupado por Rusia”.

Moldavia prorroga el estado de emergencia

La primera ministra de Moldavia, Natalia Gavrilita, anunció el pasado 12 de abril que el Gobierno prorrogaría el estado de emergencia declarado desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania. “Mientras hay una guerra en la vecina Ucrania y existe el riesgo de una nueva afluencia mayor de refugiados, existe una base sólida para solicitar una extensión del estado de emergencia”, explicó.

Además, las autoridades moldavas ordenaron cerrar el espacio aéreo por los riesgos derivados de la invasión militar rusa sobre Ucrania. Con la medida de excepción se intensifican las labores de patrulla de las fuerzas de seguridad, además de elevar el nivel de alerta antiterrorista.