INTERNACIONAL
09/08/2019 20:29 CEST

Trump posa riendo y con el pulgar en alto con un bebé cuyos padres fueron asesinados en El Paso

¿Puede haber una pose más inapropiada?

MELANIA TRUMP / TWITTER
Donald y Melania Trump, con tres supervivientes de El Paso, el bebé entre ellos.

La visita de Donald y Melania Trump, el miércoles, a las ciudades que el pasado fin de semana se vieron azotadas por dos tiroteos (Dayton, en Ohio, y El Paso, en Texas) deja una última y tremenda polémica: la foto con uno de los supervivientes. Según se ve en una publicación hecha por la primera dama de EEUU en su cuenta de Twitter, la pareja presidencial se encontró con un bebé de dos meses que sobrevivió a la tragedia texana, y lo hizo sonriente, con el pulgar en alto, como si fuera una estampa risueña o agradable, como si hubiera algo que festejar. Lo menos adecuado del mundo. 

Según han informado el Washington Post y ha confirmado la CNN, el 8 de agosto ninguno de los heridos en el hospital de El Paso deseaba reunirse con el presidente de EEUU. Sólo dos personas que ya habían sido tratadas y habían sido dadas de alta regresaron al complejo sanitario para posar. Ellas, y el bebé. 

Jordan y Andre Anchondo, que así se llamaban sus padres, se encontraban en la tienda Walmart de El Paso cuando un joven blanco ingresó armado con un rifle de asalto y empezó a disparar contra la gente. Estaban con su bebé de dos meses y su reacción inmediata fue protegerlo. Eso les costó la vida, relata la BBC. Sólo se le partieron dos dedos, posiblemente al caer su madre sobre él, rodeándolo. 

La pareja, que tenía tres niños, venía de dejar a la hija mayor en un entrenamiento y había ido al supermercado, como muchas otras familias, a comprar materiales escolares para el nuevo curso escolar. El padre, incluso, se encaró con el atacante, intentando evitar que la matanza fuese a más. 

Ahora las redes sociales se han llenado de críticas a los Trump por su falta de sensibilidad, por la pose como quien atiende a un niño en un mitin. Se gana hasta un “imbécil”, en castellano. Y más aún cuando la CNN ha informado de que el crío fue sacado del hospital y luego ingresado de nuevo tras la foto. 

″¿Me estás diciendo que es el bebé cuya madre y padre fueron asesinados por un supremacista blanco alimentado por los discursos de Trump, asesinados porque eran hispanos? ¿Y que a Donald Trump le parece decente posar con él? idiota”, dice un mensaje. “Asesor: “Los padres de este bebé fueron asesinados en El Paso”. Trump: “Ok”. Asesor: “Se necesita un mínimo de solemnidad”. Trump: “Por supuesto”. Asesor: “Sin sonrisas ni pulgares ...”. Trump : “Está bien, nos calmamos, lo entendí”, dice otro. 

No ha habido reacción alguna, ni menos disculpas, desde la Casa Blanca. 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Matanza en un centro comercial de El Paso, EEUU See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD