Ucrania intenta rodear Liman, una posición rusa clave en Donetsk

La localidad abre el camino hacia otras urbes como Lisichansk o Severodonetsk, que fueron conquistadas y arrasadas por los rusos en julio.
Un militar ucraniano sobre un tanque en la región de Donetsk, el 22 de septiembre.
Un militar ucraniano sobre un tanque en la región de Donetsk, el 22 de septiembre.
ANATOLII STEPANOV via AFP via Getty Images

Los frentes de la guerra en Ucrania siguen moviéndose. En plena escalada por la previsible anexión de los territorios ocupados por parte de la Federación Rusa, el presunto sabotaje al gasoducto submarino Nord Stream que ha puesto en jaque el suministro energético del Viejo Continente y una movilización parcial que alimenta las protestas y el exilio de los rusos, el ejército ucraniano está tratando de asestar un nuevo golpe a los rusos en el campo de batalla.

Según los últimos informes del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW por sus siglas en inglés), que sigue diariamente el conflicto desde su inicio, Las fuerzas ucranianas han progresado en su avance en los alrededores de la ciudad de Liman, en la provincia de Donetsk.

Según el informe del ISW para el 28 de septiembre, las fuerzas rusas en esa ciudad podrían encontrarse al borde de la derrota.

Los ucranianos habrían conseguido avanzar desde el norte y el noroeste, además de la presión que ya ejercían desde el sur, según el ISW, por lo que las fuerzas rusas y prorrusas que defienden la ciudad se encontrarían prácticamente cercadas por las fuerzas de Kiev.

Las propias fuerzas prorrusas reconocieron este jueves que la situación en Liman era “difícil”, dado que Ucrania lanza ataques de manera continuada “desde varias direcciones”, según declaraciones de las autoridades separatistas recogidas por EFE.

Liman se encuentra a medio camino entre los bastiones que el ejército ucraniano tiene en Sloviansk y Kramatorks y las ciudades de Severodonetsk y Lisychansk, que fueron tomadas por el ejercito ruso a principios de este verano.

De confirmarse, este podría ser un nuevo golpe para Moscú, cuyas tropas se encuentran desmoralizadas y graves problemas de suministros tras la contraofensiva relámpago que arrebató en apenas unos días la práctica totalidad de la provincia de Járkov a Rusia, que se retiró de la zona precipitadamente.

“El colapso del cerco de Limán probablemente tendrá grandes consecuencias para la agrupación rusa en el norte de Donetsk y el oeste de Lugansk y puede permitir que las tropas ucranianas amenacen las posiciones rusas a lo largo de la frontera occidental de la provincia de Lugansk y en el área de Severodonetsk-Lisichansk”, según el ISW.

El resto de frentes

La situación en el sur del país, concretamente en la provincia de Jersón, es incierta. el ISW no ha podido confirmar como se desarrolla la guerra en ese escenario debido al silencio que guardan las fuentes oficiales ucranianas. Lo que sí confirma el Instituto es que los ucranianos estarían consolidando posiciones previamente arrebatadas a los rusos.

Lo que sí confirman las fuentes al ISW es que se siguen sucediendo los ataques de artillería y aviación contra la red logística de las tropas rusas, las cuales están siendo reforzadas desde Crimea ante el aumento de la presión en el plano meridional.

En el este, Rusia sí continúa avanzando, aunque a un ritmo sangrante y lento. Los rusos llevan semanas tratando de tomar en su totalidad la ciudad de Bajmut, sin embargo, las informaciones en muchos casos son contradictorias o no se puede verificar quién controla realmente el municipio.

Discapacidad, enfermos crónicos y mayores en la guerra de Ucrania