VIRALES
02/11/2019 17:25 CET

Un pequeño pueblo español alcanza la fama en el extranjero gracias a la grabación de un 'reality' holandés

El concurso, rodado en Polopos (Granada), ha sido todo un éxito.

Michael Housewright
La pareja ganadora del concurso con Polopos de fondo.

Las escasas 60 personas que viven en el pueblo granadino de Polopos han dejado de ser anónimas para empezar a convertirse en celebrities televisivas. Por lo menos en Holanda. Y lo que es más importante, lo han logrado luchando contra el fenómeno de la despoblación que afecta al territorio nacional.

Todo ello lo han conseguido gracias a un reality de la televisión holandesa RTL4 llamado El pueblo español: Polopos. Emitido diariamente entre el 1 de julio y el 28 de agosto en horario nocturno de máxima audiencia, este concurso ha consistido en que cinco parejas neerlandesas se integraran en la localidad granadina con unos proyectos de vida que desarrollar durante, como mínimo, todo ese tiempo.

La historia se empezó a fraguar gracias a una pareja de holandeses que ya vivía en el pueblo y que tenía una relación laboral con la productora del reality. La cadena ya había emitido previamente un programa similar grabado en un pequeño pueblo de Italia y cuando la pareja se enteró se lo comunicaron al alcalde del municipio, Matías González.

“Cuando nos lo ponen sobre la mesa aceptamos encantados. Teníamos poco que perder y mucho que ganar. Tenían otras alternativas como Portugal o Grecia, pero al final del invierno pasado decidieron que iba a ser en Polopos”, cuenta el regidor del municipio, Matías González, a El HuffPost.

Con la localización ya fijada, la propia productora seleccionó a los diez mejores proyectos de las casi mil parejas que buscaban participar. A principios del pasado mes de marzo, aterrizaron en Polopos para un segundo proceso de selección, que iba a ser esta vez por tres vecinos del pueblo y el propio alcalde, para quedar finalmente las cinco que iban a concursar.

María Ángeles, una profesora de 39 años, fue una de las integrantes de ese jurado, aunque al principio dudó en si participar o no: “Me lo ofreció el alcalde. De primeras, al ser un reality, era reticente, pero acepté esperando que fuera distinto a los de España y que tuviera futuro”.

Además, asegura que esa selección inicial fue una responsabilidad, por si escogía mal y dejaba fuera a algún proyecto mejor.

María Ángeles Rodríguez
Matías González (arriba a la izquierda), con algunos de los integrantes del jurado el día de la Cruz.

Desde el Ayuntamiento se les regaló una vivienda de algún propietario que había abandonado el pueblo y que llevaban varias décadas cerrada para que la pudieran arreglar y generar la actividad económica propuesta. 

El 25 de marzo, ya con todo asignado, empezó la grabación, que se alargó hasta el 14 de agosto, cuando el pueblo en su totalidad eligió a la pareja ganadora de los 20.000 euros (para gastar en las labores del pueblo), formada por dos artistas: Wijnand Boon y Thysa Zevenbergen, de 42 y 32 años respectivamente. 

″Él tiene experiencia en el mundo de la restauración y ha grabado varios vídeos, mientras que ella es pintora y escritora de lectura infantil en Holanda. Les dimos una casa grande y su idea es la de hacer una residencia para artistas. La están transformando para poder hacer tres o cuatro habitaciones para alquilarlas. También quieren poner alguna sala de pintura y de lectura donde vengan a inspirarse. O una en la que poder proyectar películas”, explica González sobre la iniciativa de Wijnand y Thysa.

Ambos han dejado de vivir en Amsterdam, una ciudad de más de 800.000 habitantes, para hacerlo en Polopos. “Ha sido una experiencia muy buena. Es muy extraño porque somos famosos ahí, pero estamos muy felices de ganar y de poder vivir aquí. Queremos vivir en España y no en Holanda o Inglaterra”, confiesan. 

Amantes de la naturaleza y de viajar por Europa con su autocaravana, reconocen que su intención es la de quedarse a vivir en el pueblo y hacer vida ahí. Previamente, habían estado en España y en la provincia de Granada, cuando visitaron la zona de Las Alpujarras. “Nos gustó mucho. Antes había hecho a pie de Holanda a Santiago de Compostela, de ahí a Lisboa y luego a Córdoba y Granada”, dice Wijnand.

Ni el no saber español les ha echado para atrás. “Sabíamos muy poco cuando llegamos, pero con los vecinos ha ido todo genial y nos han ayudado. Somos amigos de muchos y tienen paciencia con el idioma”, afirma Wijnand.

En el pueblo tampoco tienen ni idea de holandés, pero eso no ha impedido la comunicación: “Traducían con el móvil y nos leían lo que querían decir. Además, el jurado teníamos un traductor”, reconoce Rodríguez.

Michael Housewright.
La pareja ganadora del 'reality' con Polopos al fondo.

Por su parte, González también quita importancia a que no supieran holandés, al ser los concursantes los que se tenían que integrar y aprender el español. Entre risas, cita un dicho que le comentaban los concursantes: “Dicen que con las manos y los pies se pueden hablar más de 100 idiomas”.

Diferentes tipos de actividades 

Aunque no han ganado el concurso y con él los 20.000 euros de premio, las otras cuatro parejas participantes también tienen la intención de quedarse en el pueblo tras llevar ya más de medio año. González da valor al hecho de que estén desarrollando actividades que fomenten el turismo y la actividad económica. 

Dos de las cinco tienen la intención de dar alojamiento en sus casos y hacer actividades por la zona, según describe el alcalde: “Hay formada por dos jugadores de hockey y quieren lograr que gente venga a hacer vacaciones deportivas con rutas de senderismo o para poder llevárselos a la playa a hacer travesías de natación, etc. La otra, aficionada a las motos, pretende recorrer los caminos de la comarca con las motocicletas”. 

La cuarta montó un espacio para atraer turistas que busquen unas vacaciones antiestrés, mientras exportaba a Holanda vino de la provincia. La quinta y última quiere hacer un aparcamiento de autocaravanas, ya que es un medio de transporte que está muy de moda en el país centroeuropeo.

Todo un boom turístico y de popularidad

Si el objetivo por el que aceptaron y repetirían era el de traer gente a la población, lo han superado y con creces. El alcalde informa de que el 90% de la gente que llega a Polopos es holandesa o de fuera de España (era seguido en otros países) hasta el punto de que yendo por el pueblo “es más fácil ver a gente de fuera que naturales del lugar”. 

Rodríguez sigue la misma línea y asegura que ahora mismo hay bastante más gente que está viniendo a visitar la localidad. 

De hecho, el pueblo ya ha conquistado el corazón de algún visitante, según relata González: “Hay tres o cuatro personas que están interesadas en generar una actividad y han comprado un inmueble. No son todas holandesas, pero sí de fuera de España”. 

“Que en un pueblo tan pequeñito como Polopos se estén generando en cuestión de ocho meses casi 10 actividades es muy bueno”, resume el regidor, que se ha convertido en una persona con fama en Holanda, aunque él le intente quitar valor.

El turismo nacional de momento no se ha visto incrementado en exceso, pero es algo que puede llegar a medio o largo plazo, tras aparecer en medios de comunicación nacionales y la estabilización de las iniciativas. 

Esta vez, sí que se puede decir que un reality de una televisión extranjera ha hecho más en la lucha por la despoblación que el Gobierno de España. 

Photo gallery La Alhambra de Granada See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD