POLÍTICA
07/02/2020 11:30 CET | Actualizado 07/02/2020 12:16 CET

Urkullu no concreta fecha para las elecciones autonómicas, pero no se descarta que las convoque el 5 de abril en los próximos días

El lehendakari evita dar cualquier dato concreto a pesar de los rumores.

EFE
Íñigo Urkullu

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, no anunciará finalmente este viernes en el pleno del Parlamento Vasco que las elecciones autonómicas vascas se celebrarán el próximo 5 de abril, como se había especulado, aunque eso no significa que lo pueda anunciar en próximos días.

Para que los comicios sean el 5A, tiene que salir publicado en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) el próximo martes, 11 de febrero, por lo que sería de esperar que antes de esa jornada Urkullu lo comunicara. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo vasco, han explicado que no es obligado que sea así.

De hecho, podría hacerse el martes, cuando se celebra Consejo de Gobierno y, posteriormente, se introdujera en el BOPV ese mismo día.

El decreto de disolución de la Cámara vasca y la convocatoria de los comicios se publicaría, por tanto, el 11 de febrero, como establece la Ley para que transcurran los 54 días marcados por Ley. El plazo para que los partidos presenten las candidaturas electorales comenzará el 26 de febrero y concluirá el 2 de marzo.

A favor de acercar presos de ETA a las cárceles

Además, el lehendakari ha aprovechado este viernes para asegurar que el acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi cuenta con “pleno respaldo legal” y supone una “cuestión de humanidad”.

Urkullu ha respondido así durante el pleno de control del Parlamento Vasco a una pregunta del popular Carmelo Barrio sobre la propuesta que el Gobierno autonómico va a trasladar al central para acercar a 210 presos de ETA a siete cárceles situadas en Euskadi y en comunidades limítrofes.

Barrio se ha mostrado en contra de este acercamiento hasta que los presos no reconozcan el daño causado y colaboren con la justicia en los crímenes aún sin resolver y ha reprochado al lehendakari que su Gobierno y el PNV hayan diseñado este plan para ir a por el voto de la izquierda abertzale.

“El acercamiento no ha de concebirse como un premio para la personas presas, sino como una medida par aliviar una situación injusta para las familias y para favorecer los procesos legales de reinserción”, ha remarcado el lehendakari.

Urkullu ha recordado a Barrio que el acercamiento de presos ya se produjo durante el Gobierno de José María Aznar y ha señalado que en marzo de 2017 presentó una propuesta similar a Mariano Rajoy y en octubre de 2018 al presidente Pedro Sánchez. Según ha subrayado, el acercamiento de estos presos de ETA o condenados por colaboración con la banda terrorista está alienado con “la legalidad penitenciaria y constitucional”.

También ha señalado Urkullu que su plan recoge “lo mismo” que ha hecho el Gobierno francés con los presos de ETA con el apoyo de las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Ha manifestado que el cambio de esta política penitenciaria que reclama su Gobierno responde a la disolución unilateral, irreversible y definitiva de ETA y a la constatación de que el alejamiento no incentiva la reinserción.

Por último, ha apuntado que la sociedad vasca no comparte el alejamiento de estos presos porque su ”único efecto es agravar el sufrimiento de las familias”

Photo gallery Investidura Urkullu See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO