POLÍTICA
26/11/2020 13:03 CET | Actualizado 26/11/2020 13:42 CET

Vox exige a Ayuso que cierre el Consejo de la Juventud de Madrid

La ultraderecha califica de "chiringuito ideológico" una organización que agrupa a 32 entidades y canaliza la participación de los jóvenes.

Europa Press News via Getty Images
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, el pasado 4 de junio en la Puerta del Sol.

Vox prosigue su caza de los que denomina “chiringuitos ideológicos” y pide a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que cierre el Consejo de la Juventud de la región, reconstituido en 2017 tras su desaparición siete años antes, y que acoge a más de 30 entidades juveniles.

La ultraderecha ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) para que la Asamblea, si la vota en comisión el próximo 14 de diciembre, inste al Gobierno regional a derogar la ley que alumbró el Consejo. Vox critica en la PNL que el Consejo de la Juventud solo alberga como entidades de pleno derecho 32 de las 493 asociaciones juveniles registradas en la Comunidad de Madrid y que, por eso, no es el mejor instrumento para cumplir su función: conseguir la participación juvenil en la vida política, además de considerarlo un gasto duplicado que, en tiempos de crisis, hay que cortar para dedicar fondos a la emergencia sanitaria.

La portavoz de Vox en la Cámara autonómica, Rocío Monasterio, lleva meses repitiendo que para que su grupo apoye las cuentas regionales, Díaz Ayuso debe cerrar varias entidades con subvenciones públicas y reducir cargos en el Gobierno regional. No obstante, el Consejo es un punto de encuentro para que la juventud obtenga asesoramiento y formación e información sobre becas y empleo.

El Consejo es un punto de encuentro para que la juventud obtenga asesoramiento y formación

“El Consejo de la Juventud ya se cerró en 2010 y costó mucho crear este espacio, que pretende promover la participación juvenil y que solo quiere que la voz de los jóvenes sea escuchada y marca el camino sobre cómo la administración debe abordar los problemas jóvenes”, explica la presidenta del Consejo, Laura Moreno.

El portavoz de Juventud del Grupo Socialista, Javier Guardiola denuncia las intenciones de Vox y asegura a este diario que trabajarán para que la Comunidad de Madrid no clausure el Consejo, porque es un mandato constitucional y una necesidad para la juventud madrileña. La presidenta regional ya sufrió un varapalo, nada más llegar al Gobierno, con el nombramiento del director general de Juventud.

Díaz Ayuso situó en ese puesto al exwaterpolista Pedro García Aguado, quien dimitió a principios de año tras trascender que tenía una empresa de ‘coaching’ deportivo y que utilizaba su nombre mientras mantuvo su cargo público para sus negocios, algo que imcumplía la ley de incompatibilidades.

Una batalla por los Presupuestos

Rocío Monasterio, que recela enormemente del socio de coalición naranja de Díaz Ayuso, exige al PP que el borrador de los Presupuestos de 2021 esté firmado por el vicepresidente Ignacio Aguado, a quien considera un infiltrado de Pedro Sánchez. Solo si el borrador tiene la rúbrica naranja, Vox comenzará las negociaciones.

El Gobierno regional, que tiene prorrogadas las cuentas de 2019, presentará el proyecto de Presupuestos de 2021 fuera de plazo, puesto que debe entregarlo en la Asamblea al menos dos meses de enero cuando arranca el ejercicio presupuestario, según marca el Estatuto de Autonomía.

Monasterio ya ha emplazado en varias ocasiones a Aguado que elija si quiere aprobar unos Presupuestos basados en las políticas de reducción de impuestos y del gasto público, exigencias de Vox para apoyar las cuentas públicas, o por el contrario apuesta por llegar a un acuerdo con el PSOE.

Aguado, no obstante, no ve posible negociar con Vox las cuentas si el grupo  ultra “se quiere ir a máximos” y reducir las ayudas a las mujeres víctimas de violencia machista o “frivolizar” con el colectivo LGTBI, temas con los que Cs no puede alinearse con la ultraderecha. 

Photo gallery Así son los fans de Vox See Gallery