NOTICIAS
20/11/2021 23:12 CET

Xavi se estrena con victoria (1-0) pero el Barça sufre igual que con Koeman

Los culés vencen de penalti al Espanyol, que tuvo dos palos al final del partido para empatar.

Albert Gea via Reuters
Xavi, en un momento del partido.

Probablemente con Koeman en el banquillo el Barça habría terminado empatando. Pero esta vez, los culés vencieron y Xavi se pudo estrenar en el banquillo con triunfo (1-0) frente al Espanyol.

Eso sí, lo que no ha cambiado con el nuevo entrenador es el sufrimiento. Los blaugranas vieron cómo RDT estrelló dos veces el esférico en el palo. Primero, con una gran falta lejana. Después, con un remate de cabeza. 

El partido ya iba 1-0 gracias al tanto de penalti transformado por Memphis Depay al principio de la segunda mitad.

En la primera, el dominio culé no se había transformado en ocasiones claras, pero al poco de la reanudación, Cabrera cometió un discutido penalti sobre Memphis que él mismo transformó.

El Barça se animó con el gol y Abde, incorporado tras el descanso, pudo ampliar la ventaja en dos ocasiones mientras que a De Jong le anularon un gol por fuera de juego.

Pero fue el Espanyol el que puso los nervios al final del partido con las ocasiones de RDT, dos de ellas al palo, que estuvieron a punto de arruinar el debut a Xavi.