BLOGS
04/05/2018 12:57 CEST | Actualizado 04/05/2018 12:57 CEST

¿Estás segura de lo que haces vistiéndote de negro? Así se manipula /1

A las doce de la noche de anoche pasaba esto en el informativo de La 2 de RTVE.

La periodista Mara Torres, vestida de negro, iniciaba lo que iba a ser el segundo viernes negro de RTVE. Y arrancaba con una noticia sobre el Día Internacional de la Libertad de prensa.

Vamos a hacernos preguntas:

¿Cómo hemos llegado a esto?

Por puro hartazgo, por años infames, por años de plomo en la cadena pública.

¿Cómo en una democracia consolidada como la nuestra es necesario un clamor como el actual para parar la debacle de la radiotelevisión publica?

¿Por qué no existen directivos que crean que salvaguardar la televisión es un deber como periodista? Porque no hay ninguna voluntad política real para llevarlo a cabo.

¿Ha pasado en algún otro país de nuestro entorno? Pues no, salvo aquella revolución en la televisión griega, no. Y NO, la pantomima de la desaparecida Canal 9, no cuenta.

¿Por qué Mara Torres presentaba de negro riguroso?

Miremos un poco atrás y resumamos.

Todo empezó hace mucho tiempo en realidad. Y aquí en El Huffpost lo venimos contando desde el primer día: los periodistas de RTVE denunciaban, se quejaban, contaban los desmanes, las manipulaciones, las tropelias y las censuras que sufrían al Consejo de Informativos y éste interpelaba a la dirección.

Pero el día 26, después de que el PP bloquease de nuevo la reforma necesaria de RTVE, llegó un tsunami, que ya es imparable: nacía, en forma de hastag,#Asisemanipula auspiciado por MUJERES, las guerreras periodistas de la casa, que ya se habían juntado para la huelga del 8M. Sus compañeros secundaron la propuesta: contar en twiter, en las cuentas personales, casos concretos de manipulación informativa. Y de pronto, un aluvión. Un éxito. Centenares de profesionales se unieron y fueron desgranando una retahíla desoladora de censuras, de estupideces, de órdenes completamente intolerables.

Y durante varios días, Mujeres de RTVE (@mujeresRTVE) y #AsiSeManipula lo invadió todo. Tras la cantidad abrumadora de tuits, decidieron ir un poco más allá: decidieron que cada viernes acudirían vestidos de negro a la redacción, en señal de protesta, como si emularan el FUNDIDO EN NEGRO que necesita urgentemente esa cadena. Para que la medida fuera efectiva de veras faltaba algo definitivo: que los presentadores y las presentadoras, que todo el que saliera en pantalla también usara ese color. El viernes pasado podríamos decir que fue casi un pleno al quince, aunque es verdad que hubo algunas periodistas que eligieron otros tonos curiosos del pantone. Pero oye, libertad de expresión, faltaría más...

Durante esta semana se han conseguido otras cosas. Los periodistas les pidieron a los políticos que acudieran a los debates, entrevistas, etc, en RTVE, que iniciaran sus intervenciones denunciando la situación, haciéndose eco de la queja y reclamando una reforma de la tele pública.

Y surtió efecto. Han sido ya varios los que se han sumado

La polémica, la queja total, no apareció en ningún sitio de RTVE. Normal, por otra parte. Lo insólito habría sido lo contrario, tal y como está el panorama.

Pero como buena parte de los medios nos hicimos eco de esta reivindicación, y como en el departamento de vestuario quedaban cada vez menos prendas negras, porque el color del luto lo estaba invadiendo todo, los directivos se agobiaron un poco.

Sobre todo al saber que la idea había llegado para quedarse: todos los viernes serían negros a partir de ahora hasta que llegara un cambio real, hasta que se produjera el inicio de la reforma. Supongo que pensaron: tenemos dos opciones, o aguantamos este nuevo temporal poniendo buena cara o empezamos a presionar a los presentadores o a los periodistas más débiles para que abandonen la lucha y vistan con tonos más primaverales.

¿Qué diríamos que hicieron? Exacto, lo segundo. Pero la tarea ha sido sutil, no burda en plan, "ojito con el negro, eh guapo, que nos hemos quedado con tu cara". Era más bien un goteo, frases a soto vocce, en plan, tú verás lo que haces...

El Consejo de Informativos de TVE empezó esta semana a recoger las presiones de los directivos a algunos periodistas de RTVE (su cuenta de twiter es una gran crónica en estos momentos)

Y los directivos negaron la mayor. Así que yo llamé al departamento de comunicación, pero se ve que estaban muy liados (pedazo de marrón tienen, todo hay que decirlo) y la hora que es, y aún no me han contestado.

En cualquier caso, vamos a concluir: hoy está siendo otro morrocotudo viernes negro. Por los pasillos de la casa, en documentación, en pantalla, el color dominante era ese, aunque el azuloscurocasinegro, ay, también ha aparecido bastante.

Podríamos decir pues que las presiones, si es que las hubo (si me contestan desde RTVE os lo digo) no han surtido demasiado efecto. Y esto acaba de empezar. Eso sí, no esperemos milagros, ¿eh? Además, "Yo me visto como me da la gana. ¿No estáis reclamando libertad de expresión?", puede que hayan dicho algunas presentadoras de la casa, tras el acoso de sus compañeros. Otras, sencillamente atienden solo a la pulsión informativa y tienen "mucho lío". Así que serpentean y se atrincheran en sus camerinos.

- ¿Hasta cuándo pretendéis llevar a cabo la protesta?, les pregunto a las periodistas que arrancaron ese hasta

- Hasta que la tele cambie

Mañana habrá una contundente segunda parte de esta historia, con pormenorizados y escalofriantes relatos de algunos de los casos que se han desgranado en los tuits estos días. Ahí nos vemos.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST