depresion

La exposición a sentimientos de miedo e incertidumbre ha supuesto un estrés añadido, según los expertos.
Según medios locales, se ha pegado un tiro. El presidente de su club le dijo que no contaba con él para este año.
Enfrascados en batallas de partido, tratando de sacar tajada de algo que debería ser tan inviolable como la salud, siguen quebrando la escasa confianza que la población tenía en ellos.
Ansiedad, pánico, estrés postraumático y hasta abuso de substancias: el trabajo a destajo de estos meses pasa una cara factura.
Diciembre ha sido un mes de reflexión sobre todo lo acontecido en un año que ha empujado a muchísimas personas hasta sus límites.
Miles, cientos de miles de nosotros pasamos el día resistiendo una presión insoportable, algo que no vivieron nuestros padres.
Una depresión que ha empezado como consecuencia de la pandemia entra dentro de la categoría de 'situacional', pero no hay que minimizar sus riesgos, porque puede empeorar.
Los jóvenes de la generación Z somos los más afectados por el estrés, lo que augura una potencial crisis de salud mental que puede empeorar aún más.
Lo que necesitas no es lo que deberías tener.