Pep Guardiola

El Barça no sabe ganar sin jugar