BLOGS
30/05/2018 07:30 CEST | Actualizado 30/05/2018 07:30 CEST

Breve historia de Ibiza (3)

(Por Pablo Burgués)

Hola amigas, como ya os vengo contando desde hace un par de semanas, han sido muchos los pueblos que a lo largo de la historia han venido a lucir cachete a las paradisiacas playas de Ibiza. Hoy vengo a hablaros de los romanos, esos simpáticos seres que tras dar cerita de la buena a los cartagineseshicieron del Mediterráneo su Aquapark particular (o mare nostrum para los puristas).

Todo empezó en el año 123 a.C. (antes de Chuchi) cuando tras conquistar Cartago, Roma decidió que iba siendo hora de hacerse con esas pequeñas islas del Mediterráneo occidental que todavía no estaban bajo su dominio. El militar elegido para llevar a cabo la misión fue un tal Quinto Cecilio Metelo, quien pensando que aquello iba a ser pan comido se fue para allá en falda y chanclas.

Y hablando de la siempre elegante moda italiana te contaré un chiste: ¿sabes por qué el Cesar iba siempre en sandalias?... Pues porque era Julio.

Una vez dicho esto y a la espera de que me llegue un email de Typic Hotels diciendo que soy tan gracioso que a partir de ahora le van a encargar el blog a Arévalo, continuemos con la historia...

Pues resulta que la conquista de las islas no resultó todo lo sencillo que los romanos habían esperado, ya que por aquel entonces no existía aún la carrera de turismo ni la de protocolo y los aguerridos isleños, en vez de recibir a los visitantes con vales descuento y chupitos gratis para Amnesia, les dieron la bienvenida a pedrada limpia. Esta es la razón por la que el archipiélago comenzó a conocerse como Las Baleares, que etimológicamente significa algo así como "tierra de honderos", o "no veas tía la puntería que tienen los taraos esos que tiran piedras con una cuerda".

Tras dos largos años de pedrada va, brecha viene, Roma finalmente pudo sumar Las Baleares a su imperio y de este modo se hizo con el control absoluto de las rutas marítimas del Mediterráneo. Ibiza pasó a llamarse Ebusus y junto a Formentera sería bautizada como las Pitiusas, que significa "tierra de pinos", o "menos mal tía que esto está lleno de árboles porque con la solana que está cayendo se me estaba achicharrando el cartón".

Ebusus fue equipada con todos los apichusquis típicos de las urbes romanas, como el acueducto de S'Argamassa (en Santa Eulària des Riu), un foro (del que a día de hoy se desconoce su ubicación) y un buen puñado de estatuas de los influencers que lo estaban petando en Roma en aquellos años (como la diosa Juno o el guerrero Cayo Julio Tirón a los que hoy podemos contemplar en la entrada principal de la muralla de Dalt Vila).

Sin embargo, poco a poco la importancia comercial de Ibiza entró en declive ya que los romanos fueron llevándose todos sus business al puerto de Mallorca. Y ya en el siglo V, tras la caída del imperio romano, todas las Baleares quedaron en manos de los vándalos, unos tipos altruistas y la mar de majetes, pero con muy mala prensa los pobres. Pero eso y mucho más te lo contaré la próxima semana.

Continuará...

———— Seguir a Pablo Burgués en Instagram o Twitter

———— Esta historia se publicó originalmente en mi blog Typic d'aquí