NOTICIAS
29/03/2013 20:47 CET | Actualizado 29/03/2013 20:53 CET

La PAH denuncia la subasta del piso en Palma de una familia que paga su hipoteca

Gtres

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) ha denunciado que el banco Barclays ha presentado una orden de subasta del piso de Palma donde viven una mujer y sus dos hijos a pesar de que la familia se encuentra al corriente de pago de sus cuotas hipotecarias.

Según ha explicado a EFE el abogado Eduard Vilà, colaborador de la PAH, después de que la mujer llegara a un acuerdo de refinanciación cuando tuvo dificultades para pagar en 2011 y que se ha cumplido escrupulosamente, el Barclays la engañó y no suspendió la ejecución hipotecaria.

La mujer vive con sus hijos en un piso que compró junto a su exmarido y que pagaban a medias, pero él tuvo dificultades laborales y la empresa de ella también sufrió los efectos de la crisis, con lo que acumularon una deuda de unos 3.000 euros con el banco por impagos de sus cuotas.

Sin embargo, la afectada acudió a la oficina bancaria y negoció un descuento de 100 euros mensuales en las cuotas durante medio año y una posterior refinanciación que, igual que la deuda, asumió y cumplió mes a mes peses a sus dificultades económicas, apunta Vilà.

Pero en la Navidad de 2011 le llegó una notificación de ejecución hipotecaria que los responsables del Barclays atribuyeron a un error que se comprometieron a subsanar, prosigue el abogado.

No obstante, hace unos días le llegó el aviso de que su vivienda se iba a subastar a petición de la entidad financiera, algo que de hecho hubiera ocurrido el pasado día 6 si no hubiese sido por problemas en la notificación que han alargado el plazo hasta el próximo mes de junio, según el relato de su abogado.

Ante esta circunstancia, expone que la cliente se dirigió a su banco, donde le dijeron que habían mantenido la ejecución hipotecaria porque habían comprobado que su empresa tenía una deuda con la Seguridad Social de 3.000 euros según constaba en una anotación preventiva de embargo a la había tenido acceso Barclays.

Vilà ha insistido en que la afectada está completamente al corriente de pago y ha asegurado que la cláusula hipotecaria que habilita a la entidad financiera a mantener la ejecución por "otras deudas registradas" es "completamente abusiva".

"Si la deuda es con la Seguridad Social, debe ser esta la que saque a subasta el piso, y no Barclays", ha recalcado el letrado.

El abogado se opondrá a la ejecución de la hipoteca tanto por el abuso que supone llevarla a cabo pese a que el cliente está al corriente de pago como por la "mala fe" del banco al mantener el proceso para quedarse con la vivienda mientras la mujer le seguía abonando las mensualidades pactadas.