"Querida yo a los 17. No tengas miedo, prepárate (...) Este será tu resguardo de matrícula de primero de Medicina, todavía lo hacéis en papel. Sí, va a ser duro, deja de preocuparte. Sí, que son 6 años. Sí, que vas a tener que estudiar y mucho. Pero créeme, eres capaz". Así comienza el vídeo "Querido yo a los 17", el emotivo y optimista mensaje que han mandado a sus "yoes" del pasado a través de YouTube un grupo de 43 estudiantes de último curso de Medicina de la Universidad de Sevilla y que ha conseguido más de 250.000 reproducciones en tres días.

"No nos lo esperábamos", dice Juan Antonio Ramón Soria, uno de los autores, sobre el repentino éxito de su vídeo, que se extiende como la pólvora por Twitter y Facebook especialmente entre estudiantes. "Todos los años en la graduación un compañero da un discurso en el que recuerda la carrera y cuenta anécdotas. Nosotros decidimos hacer el discurso entre todos", explica Juan Antonio.

Una de las compañeras propuso inspirarse en un vídeo que se hizo muy viral hace un par de años en el que víctimas del melanoma avisaban a sus "yoes" adolescentes de que debían tener mucho cuidado con lo que hacían con su piel. La idea les gustó y escribió el guión. Cada uno de los compañeros -todos del grupo destinado al Hospital de Valme- aprendió y adaptó sus líneas. Una productora local a la que pagaron entre todos se encargó de grabar y montar el vídeo. El resultado fue guardado en secreto hasta el día de la graduación, el viernes pasado, cuando lo emitieron con lacrimógenos efectos ante familia, amigos y compañeros ("querido yo el 7 de junio de 2013, enhorabuena, ya eres médico", dice el vídeo sobre ese momento). Poco después, Juan Antonio lo publicaba en YouTube y el efecto se contagiaba también a través de la red.

En mitad del delicado momento por el que pasa tanto la educación como la sanidad públicas, sorprende el éxito de un montaje tan optimista, que se centra en reforzar la parte positiva del esfuerzo y el estudio, aunque no deja de decirse "Sigue formándote para ser buen profesional en la consulta y lucha por un sistema sanitario que atienda a todo el mundo que lo necesite, sin distinciones". "Estaba hecho para una graduación, no era el momento de ser críticos. A la gente le ha gustado la visión optimista", explica Juan Antonio.

El vídeo va dirigiéndose al "yo" del pasado, que va creciendo a lo largo de los 11 minutos que dura. De los 17 se pasa a los 18, los 19... hasta que se llega al último curso, sexto. Los consejos y advertencias son de lo más variopinto, y van desde los más generales hasta las referencias concretas de carrera elegida por los autores como "aprende a comprender el sufrimiento", "tu primera historia clínica será un desastre pero no te preocupes" o "aún recuerdo ese primer parto en el que estuve". Aún así el vídeo ha resonado en muchos otros estudiantes. "Yo no estudio Medicina, estudio Derecho, pero creo que todos los universitarios que vean este vídeo se sentirán identificados... No puedo terminar de verlo sin llorar", dice una de las comentaristas en YouTube.