ECONOMÍA

Emilio Botín: "Es un momento fantástico para España, llega dinero de todas partes"

17/10/2013 19:51 CEST | Actualizado 18/10/2013 11:40 CEST

Momento de optimismo extremo. 12 millones de personas en situación de pobreza, un objetivo de déficit de difícil cumplimiento para el Gobierno... pero para el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, "es un momento fantástico para España" porque "llega dinero de todas partes".

Según Botín, la confianza en España ha aumentado de forma inimaginable los últimos seis meses y ahora muchos quieren invertir ya en el país. Así lo ha explicado en una rueda de prensa ofrecida en Nueva York para presentar la marca Santander en Estados Unidos.

"Todo el mundo tiene interés en invertir en España. Está llegándonos dinero a la bolsa, a la deuda, para hacer inversiones (...) No sabéis lo que es, es un cambio en seis meses", ha insistido.

A modo de ejemplo, ha declarado que hace unos meses estuvo en China y a un cliente que no invertía en deuda pública española le dijo: "te equivocas, compra ya" y un día después le llamó para agradecerle el consejo e informarle de que "estaba comprando el doble" de lo que le dijo.

La conclusión de Botín es que España vive "un momento fantástico" y buena parte de ese cambio se debe a la labor del actual Gobierno con reformas como la laboral y la financiera.

El banquero ha insistido en que todavía "hay que hacer mucho" para que se pueda reducir el alto índice de paro, si bien ha afirmado que la banca española, al menos en el caso del Santander, está "en mejores condiciones que nunca".

En su opinión, la banca española está deseando prestar dinero pero ha agregado que es clave la demanda porque las entidades quieren financiar "a clientes buenos, no a insolventes" ya que "para eso ya prestamos bastante mal prestado hace años".

Botín se ha mostrado convencido también de que las entidades españolas pasarán las próximas pruebas de estrés "con matrícula", aunque ha lamentado que todos los bancos europeos no se sometan al examen en igualdad de condiciones.

Aun así, ha reiterado que la banca española es "absolutamente sólida" porque el actual Gobierno y el Banco de España han tomado una serie de medidas que lo han permitido, y ha dicho que espera que en breve se reconozcan los activos fiscales que acumulan las entidades.

Los activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) son el resultado del anticipo del pago de impuestos por parte de los bancos por determinados gastos como las provisiones genéricas, que no pueden deducirse inmediatamente y que con la nueva regulación financiera, Basilea III, ya no contarán como capital.

La banca sostiene que esto les perjudica frente al resto de competidores europeos, y por ello pide desde hace meses una solución al respecto, que Botín ha admitido que está deseando que llegue.

Teniendo en cuenta también que Novagalicia y Catalunya Banc, las dos entidades pendientes de subasta, cuentan con importantes volúmenes de activos fiscales, Botín ha dicho que sería interesante aclararlo.

OFRECIDO POR NISSAN