TENDENCIAS

¿Es 'El Rey León' un plagio de unos dibujos japoneses? Aquí está la respuesta

14/06/2015 10:08 CEST | Actualizado 14/06/2015 10:08 CEST
WhiteLionWarrior/DeviantArt

lionking

Desde que se estrenó El Rey León hace poco más de 20 años, todo lo que la luz ha bañado ha sido su reino. La película, una de las favoritísimas de Disney de todos los tiempos, se convirtió en el musical más exitoso de la historia y su banda sonora ha sido la más celebrada de Disney hasta la llegada de Frozen. (Suéltalo, fan de El Rey León, el éxito no dura siempre).

Pero a pesar de este éxito atronador, una gran controversia siempre ha perseguido a la película: Kimba, el León Blanco.

“Puedo asegurar que Kimba no es ninguna inspiración en absoluto”, dijo el técnico de animación Tom Sito a HuffPost Entertainment. El currículum de Sito incluye clásicos de Disney como La Bella y la Bestia, Aladdín y, por supuesto, El Rey León, por nombrar sólo algunos. “Es decir, los artistas que trabajaron en la película, si crecieron en los 60, probablemente veían la serie de Kimba. Vamos, yo veía Kimba en los 60 cuando era un crío y creo que en el fondo de nuestra memoria somos conscientes de eso, pero no creo que nadie pensara conscientemente 'Vamos a plagiar Kimba”.


La controversia Kimba

Después de los clásicos de animación La Sirenita (1989), La Bella y la Bestia (1991) y Aladdín (1992), El Rey León se promocionó como la primera gran película animada de Disney que no volvía a contar un cuento de hadas o una historia que ya existía. Y a pesar de que la película se inspiró mucho en el Hamlet de Shakespeare, se alabó su originalidad tanto por parte de la crítica como del público.

Aunque no todo el mundo estaba impresionado.

Imagen: YouTube/Tezuka

Después del estreno de la película, a muchas personas les impactó el parecido con una serie estadounidense de dibujos animados, de origen japonés, llamada Kimba, el León Blanco. Estos dibujos animados sobre la vida salvaje en África, comenzaron a emitirse en los años sesenta en Estados Unidos [en España se conoció en 1993 con el nombre de El emperador de la jungla] y estaba basada en un cómic manga llamado Jungle Emperor Leo, del animador Osamu Tezuka.

Disney y los autores de la película negaron rápidamente cualquier influencia.

La posición de la compañía fue que aquellos involucrados en la película no tenían conocimiento de Kimba ni de Tezuka. En una entrevista con Los Angeles Times, el codirector de El Rey León Rob Minkoff afirmó, “Sinceramente, no estoy familiarizado con [la serie de TV]”, en referencia a la controversia. También añadió que él y el codirector Roger Allers supieron del debate durante un viaje que hicieron a Japón para promocionar la película.

Pero tal y como señaló el escritor Madhavi Sunder, Allers de hecho trabajó como animador en Japón en la década de 1980, donde Jungle Emperor tenía mucha difusión y su creador, Tezuka, es conocido como el Walt Disney de Japón.

”Dime que no es verdad”. Imagen: Imgur

En una entrevista reciente con Fumettologica, Allers declaró “por supuesto podría comprender el enfado de los creadores de Kimba si sintieran que les han robado sus ideas. Si yo me hubiera inspirado en Kimba, por supuesto reconocería mi inspiración”.

Minkoff y Allers no hicieron comentarios a las preguntas de HuffPost Entertainment.

El rechazo de Disney a la existencia de alguna influencia provocó peticiones y protestas, tanto de expertos en animación como de fans que consideraban que debía reconocerse a Kimba. La conocida dibujante japonesa Machiko Satonaka, a quien la compañía dijo que “Disney nunca había oído hablar del Emperador de la jungla o de Kimba, el León Blanco”, escribió una carta abierta dirigida al estudio que firmaron cientos de profesionales de la animación. Incluso Los Simpsons parodiaron la controversia en un episodio de 1995 en el que un león en las nubes decía: "Debes vengar mi muerte, Kimba… digo, Simba.”

simpsons

¿Pero tenían fundamento las protestas? El pasado puede hacer daño, así que o bien huyes o aprendes de él.


Las similitudes

Imagen: PixGood/Disney/OsamuTezuka

Aunque Disney parece mantener una opinión firme sobre el debate Simba vs. Kimba, el actor Matthew Broderick, que prestó su voz a Simba, admitió que al principio estaba confuso con su papel. “Pensaba que se refería a Kimba, que era un león blanco en unos dibujos cuando yo era un niño”, dijo Broderick en una entrevista en 1994 sobre cómo fue su casting.

Y si bien es cierto que los argumentos difieren —el dibujo japonés explora la relación entre humanos y animales— hay algunas semejanzas visuales que sí comparten.

Imagen: Imgur

Comenzando por la imagen épica de un león sobre la Roca del Rey, siguiendo por la inolvidable aparición de Mufasa en las nubes, El Rey León no puede evitar parecer un reflejo de Kimba en ciertos aspectos.

tv show gifs

Imagen: YouTube

Algunos también hacen referencia a las semejanzas entre los personajes como prueba de esta conexión. Además de los parecidos más que razonables entre los nombres —Kimba y Simba, respectivamente (a Kimba se le conoce como Leo en Jungle Emperor)—, también hay un mandril sabio, hienas incompetentes, un amorío con una joven leonesa, un pájaro como Zazú y un león malvado con una enfermedad en un ojo. Su nombre es Claw (garra), que guarda un cierto parecido con el del inglés, Scar (cicatriz).

Imagen: Ehnamelox/DisneyWiki


La historia real

En una entrevista con HuffPost Entertainment, Sito dijo que Kimba no sirvió como material de inspiración para la película. No obstante, sus comentarios confirman que al menos algunas personas en el proyecto ya habían visto los dibujos y los cómics, algo que contradice la posición inicial de la compañía, que sostenía que los involucrados en la película no conocían a Kimba ni a Tezuka. (En una entrevista en 1994, Minkoff no descartó la posibilidad de que se hablara de Tezuka en los años anteriores a su llegada al proyecto).

Sin embargo, en sus declaraciones al HuffPost, el productor de El Rey León, Charlie Fink, mantiene que a Kimba no se le mencionó en absoluto: “El Rey León está basado en Bambi con un toque de Hamlet, pero al mismo tiempo era una idea absolutamente original e interna de Disney. Ni siquiera habíamos oído hablar de nada de lo otro hasta que la película se estrenó”.

disney animated GIF

Imagen: Giphy

Según Sito, los autores sólo fueron conscientes de las similitudes entre los dos proyectos cuando el proceso de producción estaba ya bien avanzado, cuando más de la mitad de la película ya estaba completa.

“Uno de los técnicos de animación encontró un cómic manga de Kimba con un escenario que se asemejaba a la Roca del Rey y recuerdo que, al enseñárnoslo, yo reaccioné como ‘Vaya, sí que se parece un poco al nuestro’. Pero creo que nunca llegó a ser más que una coincidencia curiosa”, dijo Sito.

Otros realizadores de la película confirman los comentarios de Sito sobre el proyecto. En 1997, Mark Kausler, que participó en la creación de la historia de la película, le dijo al autor Fred Patten que él veía Kimba de pequeño, pero que durante el proceso de producción los animadores tenían más en mente crear una historia parecida a Bambi ambientada en África, sin el tema de “animales contra humanos”.

Nunca nadie mencionó a Kimba y si alguno de entre nosotros que lo conociera pensó en ello, supongo que nos pareció obvio que el argumento era diferente, puesto que Kimba siempre trataba sobre animales que intentaban conseguir la aceptación de los humanos, mientras que en El Rey León no había humano alguno.

En relación a Bambi como patrón para El Rey León, Sito afirmó, “Creo que estábamos intentando alcanzar el mismo naturalismo de Bambi en la actuación de los personajes. Los animales no van por ahí andando sobre dos patas ni llevan guantes con tres líneas dibujadas. Los directores artísticos también se inspiraron en la selección de colores del director artístico de Bambi, Tyrus Wong. Por supuesto, teniendo en cuenta la enorme diferencia de ambientación, El Rey León se localiza en la sabana africana mientras que Bambi se encuadra en el bosque autóctono de América del Norte”.

Aunque El Rey León no se desarrollara con Kimba en mente, las semejanzas son evidentes. En su libro Watching Anime, Reading Manga: 25 Years of Essays and Reviews [Viendo anime, leyendo manga: 25 años de ensayos y reseñas, sin edición en español], Patten cita una entrevista con el técnico de animación de El Rey León, Sadao Miyamoto, en la que declaró a Bridge U.S.A. que “se quedó de piedra” cuando vio el guión gráfico por primera vez, debido al parecido con el trabajo de Tezuka y que debió haber al menos alguna influencia.

Imagen: Imgur

Sito explicó que no tenía por qué ser ese el caso necesariamente. “Sinceramente, creo de verdad que es una coincidencia”, dijo el animador. “Sabes que no soy portavoz de Disney, pero estuve presente durante todo el desarrollo del guión y nadie pensó de forma consciente en ello. Creo que cuando uno hace las cosas que hacen los leones, cuando hace las praderas y el tipo de ambiente en el que se encuentran y el decorado con el que tienen que relacionarse, árboles, piedras y otros animales, creo que algunas similitudes son inevitables”. (Para aquellos que se lo pregunten, Simba es la palabra suajili para león, según parece, lo que explicaría el parecido entre los nombres).

Disney no hizo declaraciones sobre esas cuestiones.

Allá por 1994, Takayuki Matsutani, presidente de la compañía productora de Osamu Tezuka, Tezuka Productions, se mostró de acuerdo con las declaraciones de Sito:

Muchos miembros del personal de nuestra compañía vio un avance de El Rey León, debatieron sobre este asunto y llegaron a la conclusión de que estas semejanzas no pueden evitarse cuando uno usa animales como personajes e intenta hacer dibujos con ellos.

Matsutani continuó diciendo que si Tezuka hubiera pensado que Disney tomara “una pizca” de su trabajo para El Rey León, habría estado encantado.

Fan art de WeisseEdelweiss


Al final, el ciclo se completa.

Incluso con los parecidos con El Rey León, el trabajo de Tezuka tiene claras diferencias. “Kimba es mucho más exótico. Ya sabes, Kimba se pone sobre dos patas y da puñetazos en la boca a otros animales, les da un buen bocata de nudillos, y bueno, nuestros leones en realidad no hacen esas cosas”, apuntó Sito.

Además del argumento más fantástico de Kimba y los atributos antropomórficos de los personajes, el mayor contraste entre los dos proyectos se encuentra sin duda en la relación entre animales y humanos, que surge de la inspiración original para Kimba: Bambi de Walt Disney.

confused animated GIF

Imagen: Giphy

Tezuka murió en 1989, pero durante su vida no se molestó en esconder su afección por Disney, en especial su predilección por Bambi, película que asegura haber visto más de 100 veces. El animador llegó a conocer a Walt Disney durante una Exposición Universal antes de que terminara adquiriendo la licencia de Bambi para una adaptación japonesa y, además, en su autobiografía reconoce la influencia de Disney por algo de influencia creativa. En su libro, From Goods to a Good Life: Intellectual Property and Global Justice [De los bienes a la buena vida: propiedad intelectual y justicia global, sin edición en español], Sunder destaca que Tezuka dijo que su propio trabajo en Emperador de la Jungla, también conocido como Kimba, era un homenaje y una crítica de la película.

A pesar de la controversia alrededor de El Rey León en relación con Kimba, ambos trabajos han resistido bien el paso del tiempo y ocupan un lugar importante en el corazón de los fans. Con la novedad de que ambos, simplemente, se centran en una temática similar y extraen una inspiración diferente de Bambi, de Disney, es fácil darse cuenta de que algunas similitudes son, como dice Sito, “casi inevitable”.

A fin de cuentas, todo apunta a que en este caso todo se reduce a una sencilla idea: el ciclo de la vida.

”Todos estamos conectados en el gran ciclo de la vida”. Imagen: Tumblr

Este artículo ha sido actualizado para incluir comentarios del antiguo productor de Disney Charlie Fink.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Diego Jurado Moruno

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest