NOTICIAS

Tres errores confluyeron en el ascensor del hospital sevillano en el que murió seccionada una recién parida

Falló el sistema que mantiene abiertas las puertas si hay algo en medio, el mecanismo que impide que el ascensor se mueva si no está cerrado y la cadena que bloquea el aparato ante cualquier anomalía, dice la SER.

23/08/2017 13:26 CEST | Actualizado 24/08/2017 10:16 CEST
EFE
Fotografía facilitada por la familia de R.C.N. de 28 años, la joven fallecida en el accidente.

Una serie de al menos tres errores unidos es la explicación de los expertos dan al accidente de ascensor que el pasado domingo costó la vida a una joven sevillana en el Hospital de Valme. Según ha informado Radio Sevilla de la Cadena SER, "falló el sistema que mantiene abiertas las puertas de los ascensores si hay algo en medio, falló el mecanismo que impide que el ascensor se mueva si no está cerrado y, en resumen, falló la cadena que bloquea el aparato ante cualquier anomalía".

Éstos son los tres errores que explicarían que el ascensor se pusiera en marcha cuando la camilla de esta mujer -R.C.N. de 28 años, vecina de Dos Hermanas- no había terminado de salir.

Según el jefe del área de Industria y Energía de Incosa, compañía autorizada por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para realizar las inspecciones de los ascensores, se produjeron al menos esos tres fallos. El primero en el sistema de detección de elementos que impiden que las puertas se cierren, el ascensor debió detectar que la camilla estaba sobresaliendo del elevador, cuando la paciente era trasladada a planta tras dar a luz mediante una cesárea.

Tampoco funcionó el sistema que impide que el elevador suba o baje en esta circunstancia, y por eso comenzó a funcionar aún con las puertas abiertas,. Por último, falló la cadena de seguridad, que impide que el aparato funcione si todos los elementos no están en orden.

El director general de la Federación Empresarial Española de Ascensores considera que estos errores son difíciles de detectar y que es algo absolutamente inusual porque a pesar de haber pasado la revisión el pasado 12 de agosto, estas revisiones no eliminan los posibles fallos mecánicos.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Raúl Caro / EFE
Agentes de Policía, en el exterior del hospital sevillano de Valme, tras el suceso.

DENUNCIA DE LA FAMILIA

Hace dos días, la familia de la mujer denunció ante el juzgado número 1 de Sevilla al centro hospitalario y a la empresa encargada del mantenimiento del elevador en el que se produjo el siniestro. La firma Orona ha asegurado por su parte que el ascensor había pasado "sin incidencias" todas las inspecciones periódicas obligatorias y había sido revisado el pasado 12 de agosto.

La dirección del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha solicitado un informe técnico a la empresa de mantenimiento para conocer los motivos del suceso y trasladará los resultados a la autoridad judicial, ha informado en un comunicado. Ha garantizado que está colaborando con la investigación judicial abierta sobre la muerte de una joven en un ascensor del centro hospitalario y proporcionará la información requerida, "con el fin de esclarecer cuanto antes las circunstancias que han provocado el accidente que ha sido inusual".

Por su parte, la bebé que había tenido la joven se encuentra estable e ingresada por una cardiopatía congénita en la Unidad de Cuidados Intensivos de neonatos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Muere una mujer seccionada por un ascensor del hospital sevillano de Valme

- La mujer seccionada por el ascensor de un hospital de Sevilla acababa de dar a luz

ESPACIO ECO