BLOGS

Lesbiana, gay: Sentíos orgullosos

16/06/2013 09:59 CEST | Actualizado 15/08/2013 11:12 CEST

Mujer lesbiana, hombre gay: siéntete orgulloso. Que nadie más que tú ha llevado a cabo tu vida de esta manera en la que lo has hecho.

Junio es el mes del Orgullo LGTB. El controvertido mes del Orgullo. A algunos gusta, a otros no. Es el mes donde muchas lesbianas, gais, bisexuales, y transexuales salimos a la calle y a las manifestaciones por varios motivos: porque nos sentimos felices de ser quienes somos, porque queremos ser visibles, porque es nuestra forma de agradecer a todos aquellos que durante décadas aguantaron insultos, miradas y pedradas cuando luchaban por conseguir nuestra libertad y los derechos que tenemos hoy. También salimos a la calle para enviar un mensaje de apoyo a todas esas mujeres y esos hombres que viven en países donde deben esconderse, fingir, y vivir al margen de la ley.

Siéntete orgulloso. Y no sólo por ser lesbiana o gay, sino por la forma en que has llevado tu vida.

No es fácil ser diferente y crecer con esa sensación. No es fácil sentir que lo que pasa dentro de ti no se parece a lo que le sucede a los niños que te rodean. Mirar a todos lados y no encontrar referentes. Ver que la mayoría de los libros y las películas acaban con el amor de un hombre y una mujer.

No es fácil crecer y aguantar la presión. La forma en que te vistes, la forma en que llevas el pelo, salirse de la norma. Los novios y novias, las conquistas, el sexo, el amor.

No es fácil ser diferente, pensar que quizás no hay nadie como tú y, aún así, atreverte a declarar tu amor a alguien de tu mismo sexo sin saber cómo va a reaccionar. Tampoco es fácil decir a tus padres y a tu familia que no serás lo que ellos esperaban que fueras.

Siéntete orgulloso, porque a veces ha sido difícil. Ha dolido. En ocasiones no te han entendido, te han acusado de decepcionar, incluso han llorado por ti. Has visto gente alejarse, volver.

Y por lo mismo, porque a veces no ha sido fácil y otras no lo serán, siéntete orgulloso por todos esos momentos en que has dicho: "Soy lesbiana", "soy gay", "tengo novia/novio", "me gustan las mujeres/los hombres", por cada vez que has cogido la mano o has dado un beso en público, haciendo caso omiso de las miradas y comentarios.

Siéntete orgulloso. Porque ser lesbiana y ser gay no es sólo un aspecto más de tu vida. Es algo que ha condicionado tus pequeñas batallas y tus grandes victorias. Porque tus ganas de ser libre, de ser tú mismo, de amar a quien has querido amar, te han convertido en la mujer y el hombre que ahora eres.

Los "qué podría haber pasado" no existen, los "y si hubiera" menos. En este momento estás viviendo la creación de lo que tú como dramaturg@, director/a, escultor/a, pintor/a, diseñador/a de tu propia vida has creado para ti. ¿Te gusta tu vida? ¿Te sientes más o menos orgullosa? Afortunadamente, todo lo que vivas a continuación, depende de ti.