POLÍTICA
23/10/2012 16:37 CEST | Actualizado 23/12/2012 11:12 CET

Rajoy asegura que Mas trató de imponerle el pacto fiscal: "O lo tomas o lo dejas, si lo dejas habrá consecuencias"

EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, no le comunicó en la entrevista entre ambos el 20 de septiembre nada sobre un posible referéndum y que se centró en exigirle una financiación propia para Cataluña, que le instó además a aceptar o a atenerse "a las consecuencias". "Me atengo a las consecuencias, pero la democracia no es eso", ha añadido.

Así le ha respondido Rajoy a la senadora de CiU Montserrat Candini en la sesión de control al Gobierno en el Senado ante la pregunta sobre el acuerdo entre Reino Unido y Escocia para celebrar un referéndum. "A mí nadie me ha pedido un referéndum", ha añadido Rajoy, para aclarar que tampoco podría autorizarlo porque es responsabilidad de las Cortes. Y estas, ha subrayado, deberían reformar la Constitución.

VOLUNTAD DE DIÁLOGO

Rajoy ha asegurado después, en respuesta a una pregunta del portavoz de Entesa Catalana pel Progrés, José Montilla, que está dispuesto a ofrecer diálogo, pero ha recordado que "para que se pueda hablar y dialogar las dos partes tienen que querer hacerlo". Rajoy ha garantizado que "esa voluntad existe" por su parte, pero siempre acompañada de 'firmeza" para defender la Constitución, los estatutos de autonomía y la legislación vigente.

En este contexto, ha insistido en que Mas se limitó a acudir al encuentro en el Palacio de la Moncloa diciendo "o lo tomas o lo dejas, y si lo dejas tendrá consecuencias". "Lo serio, lo sensato, lo razonable, lo propio de un buen gobernante es hablar y escuchar", ha dicho el jefe del Ejecutivo.

A juicio de Montilla, el presidente de la Generalitat viajó a Madrid a "buscar la llave" para convocar elecciones anticipadas, algo que Rajoy le puso "fácil".

"No sé si Mas vino sólo a buscar una coartada para convocar las elecciones, no lo sé -ha respondido Rajoy-. Yo no lo he dicho, no tengo argumentos para darle la razón ni para quitárselos. Probablemente sí, o no".

Montilla ha acusado al presidente del Gobierno de "poca preocupación" por los problemas derivados del Estado de las autonomías y la cohesión territorial.

También le ha advertido de que un proyecto común "no se defiende sólo proclamándolo", sino que "se deben revolver problemas, acoger justas reclamaciones y potenciar la diversidad como mejor garantía de la cohesión territorial".

ESPECIAL PUBLICIDAD