INTERNACIONAL
03/03/2014 12:47 CET | Actualizado 03/03/2014 12:54 CET

El primer ministro de Ucrania asegura que "Crimea no se entregará a nadie"

GETTY

"Crimea no se entregará a nadie". El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha redoblado la tensión en la zona al negarse a plegarse a las presiones de Rusia. "No ha habido, no hay, ni habrá motivos para el uso de la fuerza contra los ucranianos ni para el despliegue de un contingente militar ruso", ha advertido ante las amenazas de Putin.

Sus palabras se producen pocas horas antes de que el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, haya anunciado que Rusia llevará adelante el proyecto de construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que separa la península de Crimea del territorio de Rusia, firmado con el anterior Gobierno ucraniano.

En una conferencia de prensa en Kiev, Yatseniuk — quien asumió la jefatura del Gobierno la semana pasada, tras la caída del régimen de Víktor Yanukóvich— advirtió a las autoproclamadas autoridades prorrusas de Crimea de que serán responsables ante la ley ucraniana por sus acciones.

LA MAYOR CRISIS EN EUROPA EN EL SIGLO XXI

El ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha asegurado este lunes que Rusia tiene el "control operativo" de la región autónoma ucraniana de Crimea, al tiempo que ha asegurado que la actual situación en ese país supone "la mayor crisis en Europa en el siglo XXI". "Esto no es una forma aceptable de llevar las relaciones internacinoales, habrá costes significativos por esto", ha advertido el jefe de la diplomacia británica, en referencia a la actitud que está teniendo el Gobierno ruso.

La guardia fronteriza ucraniana en Crimea ha criticado este lunes que la presión de los militares rusos para que sus efectivos se pasen al Gobierno prorruso local se ha intensificado en las últimas horas. Incluyendo, denuncian, el uso de la la fuerza física y presiones psicológicas.

Los guardafronteras ucranianos siguen en sus puestos en el punto fronterizo "Krim" (Crimea), rodeado por un centenar de militares rusos, y en el aeropuerto de Simferópol, capital de la autonomía que se ha declarado en rebeldía contra las nuevas autoridades de Ucrania.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué ha ocurrido para que Ucrania y Rusia estén al borde de la guerra?

Tropas rusas bloquean la sede de la Dirección regional de guardafronteras de los mares Negro y Azov, los destacamentos de Simferópol y Kerch, y los puestos de la guardia marítima de Kerch y Sebastopol, según las autoridades ucranianas.

También se han hecho con el control total del puerto de Kerch, conexión marítima entre Crimea y Rusia a través del estrecho de Kerch, según adelantaron medios locales ucranianos.

El nuevo presidente prorruso de Crimea, Serguéi Axiónov, al que no reconoce Kiev, se arrogó el sábado el mando sobre todos los soldados ucranianos destacados en la península y anunció ayer la creación de la Marina de Guerra de esta república autónoma.

NUEVOS TIEMPOS