POLÍTICA
14/11/2014 19:58 CET | Actualizado 14/11/2014 19:59 CET

El Banco Santander prescinde de Rato por el escándalo de las tarjetas opacas

GETTY

El escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid le ha costado al exministro Rodrigo Rato, no sólo su militancia en el PP o su imputación judicial, sino ahora también su puesto en el Banco Santander.

La entidad bancaria ha decidido disolver su Consejo Asesor Internacional, un órgano formado por 12 miembros entre los que se encontraba Rato.

La disolución de este órgano se ha llevado a cabo con el fin de reconfigurar las relaciones de asesoramiento que tiene institucionalizadas tras los cambios que se han producido en la situación global.

Este órgano se creó en 1997 y, desde entonces, se ha ido transformando. Los primeros cambios llegaron en 1999, cuando la entidad se fusionó con el BCH. Dos años después el banco realizó una serie de adquisiciones en Brasil y México que dieron lugar a una nueva renovación, al igual que ocurrió en 2004 con la compra de Abbey en Reino Unido y con las adquisiciones en Estados Unidos o Polonia.

El 17 de septiembre de 2013, el entonces presidente de la entidad, Emilio Botín, fichó a Rodrigo Rato como miembro de este consejo. Su función era la de colaborar con la entidad en el "diseño, desarrollo y, en su caso, puesta en marcha de la estrategia de negocio a nivel global".