INTERNACIONAL
29/12/2016 21:59 CET | Actualizado 29/12/2016 22:26 CET

Obama ordena la expulsión de 35 diplomáticos rusos por los ciberataques durante la campaña

Reuters

El Gobierno de Estados Unidos ha ordenado este jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos por los ciberataques que atribuye a ese país durante la pasada campaña de las elecciones presidenciales estadounidenses. El Departamento de Estado ha declarado 'personae non gratae' a esos 35 funcionarios de la Embajada rusa en Washington y el Consulado de ese país en San Francisco, a los que ha dado "72 horas para abandonar Estados Unidos".

Los diplomáticos "estaban actuando de una manera que no es coherente con su estatus diplomático o consular", ha explicado el Departamento de Estado en un comunicado. Barack Obama, que ha firmado una orden ejecutiva con las sanciones, ha señalado además que la expulsión de los diplomáticos rusos es sólo la primera de una batería de medidas a adoptar, algunas de las cuales son secretas.

Washington, además, ha sancionado a varias personas y organismos. En primer lugar al Departamento Central de Inteligencia ruso (servicio militar de inteligencia, GRU por su acrónimo en ruso) y al Servicio Federal de Seguridad (servicio de seguridad nacional, FSB, el heredero del antiguo KGB).

Estaban actuando de una manera que no es coherente con su estatus diplomático

Entre las seis personas sancionadas con la congelación de sus bienes están Vladimir Stepanovich Alexseyev, Sergei Gizunov, Igor Kostyukov e Igor Korobov, que ocupan cargos directivos en el servicio de espionaje militar ruso.

Asímismo, figuran Aleksei Alekseyevich Belan (con pasaporte lituano) y Evgeniy Mikhaylovich Bogachev, dos individuos a los que no vincula directamente con los organismos de inteligencia pero a los que Washington acusa de apropiación indebida de fondos y de datos personales a través de ataques informáticos.

Adicionalmente, Washington impuso sanciones contra tres empresas rusas dedicadas a seguridad cibernética a las que acusa de proveer las herramientas al GRU y al FSB para los ataques. Asimismo, el Departamento de Estado informó al Gobierno de Rusia de que "negará a personal ruso acceso a dos complejos recreativos en EEUU que posee el Gobierno ruso".

REPRESALIA POR LOS ATAQUES

Estados Unidos ha adoptado esas medidas en respuesta a "la interferencia de Rusia en las elecciones de EEUU" y a un "patrón de acoso" a sus diplomáticos en ese país que se ha incrementado en los últimos cuatros años.

"Ese acoso incluye paradas arbitrarias de la Policía, agresión física y la retransmisión en la televisión estatal de detalles personales sobre nuestro personal que los pusieron en riesgo", afirma la nota oficial, que prosigue: "Las acciones de este jueves envían un claro mensaje de que semejante comportamiento es inaceptable y tendrá consecuencias".

Estas acciones son la respuesta a un "patrón de acoso" contra los diplomáticos estadounidenses por parte de Rusia

Las agencias de inteligencia estadounidenses coinciden en que Rusia interfirió en la campaña de los comicios presidenciales del 8 de noviembre con ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de su candidata, Hillary Clinton, para ayudar a la elección del republicano Donald Trump.

LA DUREZA DE OBAMA

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha mostrado excepcionalmente duro en un comunicado difundido por la Casa Blanca: "Hoy he ordenado una serie de acciones en respuesta al agresivo acoso del Gobierno ruso a los oficiales estadounidenses y a los ciberataques dirigidos contra nuestras elecciones", ha anunciado.

El jefe de Estado ha considerado que estas medidas, "que siguen a repetidos avisos tanto públicos como privados al Gobierno ruso", "son una respuesta necesaria y adecuada a los esfuerzos por perjudicar los intereses de Estados Unidos en violación de las normas internacionales".

Obama: "Hemos de trabajar juntos contra los esfuerzos rusos para socavar las normas internacionales e interferir en la gobernanza democrática

"Estas acciones no son la suma total de nuestra respuesta a las agresivas actividades rusas. Seguiremos tomando un amplio rango de acciones en el momento y el lugar de nuestra elección", ha anticipado el líder demócrata.

Obama ha aprovechado asimismo para hacer un llamamiento a "los amigos y aliados de Estados Unidos en todo el mundo para trabajar juntos contra los esfuerzos rusos para socavar las normas internacionales e interferir en la gobernanza democrática".

"A este fin, mi Administración enviará un informe al Congreso en los próximos días sobre los esfuerzos de Rusia para interferir en nuestras elecciones, así como sobre las actividades cibernéticas relacionadas con nuestro ciclo electoral en elecciones previas", ha detallado.

TRUMP PODRÍA REVERTIRLO TODO

Donald Trump, el presidente estadounidense electo, ha expresado discrepancias con las conclusiones de los servicios secretos de su país y ha insinuado en los últimos días que quiere un cambio de rumbo en las actuales tensas relaciones que mantienen Washington y Moscú.

El magnate podría, a partir del 20 de enero, cuando tomará posesión de su cargo, cancelar la orden presidencial dada este jueves por Barack Obama y permitir el regreso de los diplomáticos rusos expulsados. Así lo ha señalado una fuente oficial de los Estados Unidos citada por la agencia Reuters.

Esa misma fuente ha señalado que también que no sería recomendable que Trump revirtiese la orden dada por Obama: "Estos pasos son importantes porque no hay ninguna evidencia de que Rusia tenga intención de detenerse. Tenemos indicios de que interferirá en las elecciones democráticas de otros países, incluso en la Unión Europea".

De hecho, varios líderes republicanos han aplaudido las medidas adoptadas por Obama y han exigido incluso mayor dureza. Paul Ryan, John McCain y Lindsey Graham son quienes han mostrado su apoyo a las sanciones y han pedido más contundencia.

Gran parte de los republicanos considera a Rusia como uno de los principales peligros para Estados Unidos, aunque el presidente electo, Donald Trump, ha alabado en varias ocasiones la figura del presidente ruso, Vladimir Putin, y ha defendido posiciones de acercamiento a Rusia.

"Rusia no comparte los intereses de Estados Unidos, sino que ha buscado socavarlos, sembrando una peligrosa inestabilidad en todo el mundo, si bien la medida tomada hoy por el Gobierno es tardía, supone una manera apropiada de terminar con ocho años de política fallida con Rusia', ha manifestado Ryan.

John McCain, por su parte, ha explicado en un tuit que "las nuevas sanciones son una medida largamente esperada, pero un precio pequeño para que Rusia pague por sus ataques a la democracia de Estados Unidos".

LA REACCIÓN DE RUSIA

Las autoridades rusas cercanas a Vladimir Putin, por su parte, han considerado que las "destructivas" represalias adoptadas por Estados Unidos contra Rusia por su presunta injerencia en las elecciones presidenciales para favorecer la victoria de Donald Trump obedecen a la "agonía" del Gobierno de Barack Obama.

Es la "agonía" de la Administración rusa, dicen las autoridades rusas

"La Administración saliente no tiene motivos para dar pasos tan destructivos contra las relaciones bilaterales con Rusia", ha dicho el jefe de la Comisión Internacional del Senado, Konstantin Kosachov. "Es la agonía", ha sentenciado.

Por su parte, el vicepresidente de dicho grupo parlamentario, Vladimir Dzhabarov, ha abogado por adoptar "medidas simétricas" desde la nación euroasiática contra Estados Unidos, según ha informado la agencia de noticias oficial Sputnik.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Obama advierte de que tomará medidas contra Rusia por injerencia electoral

-Estados Unidos acusa oficialmente a Rusia de ataques informáticos

-Obama pide a Silicon Valley ayuda contra los ciberataques

-Ya se oyen tambores de guerra en Europa

-Ahora que Trump ha ganado, Rusia dirige sus 'hackers' hacia Europa

Síguenos en Twitter

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'