VIRALES
16/03/2018 18:00 CET | Actualizado 16/03/2018 18:00 CET

La actriz 'cyborg' a la que nadie cedió un enchufe para cargar su brazo

La gente no renunció a la batería del teléfono móvil y ahora su historia se ha hecho viral.

YouTube

Angel Giuffria, conocida como la actriz cyborg, ha experimentado en primera persona la insolidaridad de la gente sumida en la era de las nuevas tecnologías. El brazo motorizado de Giuffria comenzó a sonar, indicándole que necesitaba recargarlo, pero nadie renunció a desconectar su móvil para cederle el enchufe.

La modelo estadounidense, conocida en España por su aparición en Los Juegos del Hambre, nació sin parte de su brazo izquierdo. Por ello, cuenta desde los seis años con la ayuda de una prótesis muy avanzada que se mueve según sus necesidades, coordinada con los músculos de su brazo. Pero, evidentemente, necesita cargar la batería para poder utilizarlo.

Eso fue lo que sucedió en la Conferencia SXSW sobre la industria del cine y de la música que se celebra en Austin (Texas, EEUU). Allí tuvo la necesidad de encontrar una fuente de energía para recargar su brazo robótico. Sin embargo, al no encontrar a nadie dispuesto a renunciar a su enchufe para cargar los móviles, la modelo tuvo que buscar una salida en un rincón de la habitación. Sorprendida por la respuesta de la gente, colgó el momento en su cuenta de Twitter, aunque explicó que no sentía rencor alguno ante quienes se negaron a cederle el sitio. Su tuit acumula más de 2.500 retuits y 8.900 me gusta.

"#ProblemasCyborg La gente de este panel de SXSW se ha negado a dejar de cargar sus teléfonos para poder cargar mi brazo, pero encontré un enchufe en la parte posterior de la habitación, así que me estoy cargando", relató.

Sobre este hecho, la actriz explicó en el Daily Star: "Saqué el cargador del bolso para caminar hacia el enchufe de la pared. Otra persona se acercó al mismo tiempo que yo para conectar su teléfono, lo cual está bien", eso la dejó sin sitio. "No estaba seguro de cuántos enchufes había, así que le pregunté si había espacio para cargar mi brazo y me dijeron que no", asegura en este diario, donde cuenta que fueron los propios dueños de los teléfonos los que le indicaron que en el fondo de la sala podría encontrar otro sitio.

Su brazo incluye 14 patrones de agarre y posiciones de manos diferentes, microprocesadores para monitorear la posición de cada dedo para un mejor control y motores individuales en cada uno de ellos que hacen que la mano sea más ligera y cómoda.

Giuffria ha protagonizado películas en Hollywood como El Contable (2016) y Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1 (2014). Decidió dedicarse a la interpretación y trabajar como activista por la robótica. Esta faceta le ha hecho viral muchas veces en Twitter, y la gente ha sentido curiosidad por saber más sobre este tipo de tecnología, lo que ha ayudado a crear conciencia sobre los problemas de las personas que han sufrido amputaciones y utilizan prótesis.

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO