INTERNACIONAL
09/04/2018 20:44 CEST | Actualizado 09/04/2018 20:51 CEST

Un vídeo muestra la presión policial en el interrogatorio a la menor palestina Ahed Tamimi

Desde amenazarla con arrestar a miembros de su familia a supuesto acoso sexual. Todo, sin abogados ni padres presentes.

Basem Tamimi, padre de Ahed, junto a Mariam Barghouti, activista de la plataforma 'Liberad a los Tamimi', muestran a los medios un vídeo de uno de los interrogatorios de Ahed.
Patricia Martínez / EFE
Basem Tamimi, padre de Ahed, junto a Mariam Barghouti, activista de la plataforma 'Liberad a los Tamimi', muestran a los medios un vídeo de uno de los interrogatorios de Ahed.

Basem Tamimi, padre de la menor palestina Ahed Tamimi detenida por Israel, ha denunciado hoy que la chica fue sometida a "acoso psicológico y físico" en un interrogatorio israelí, que se llevó a cabo sin presencia de abogados ni progenitores, y del que mostró una grabación.

"Durante los primeros diez días de interrogatorio, (Ahed) estuvo sometida a tácticas que no cumplen la legislación internacional ni humanitaria", declaró Tamimi, acompañado de miembros de la campaña para liberar a la menor, antes de proyectar las imágenes ante la prensa.

El padre de Ahed Tamimi denunció que las rondas de interrogatorio implicaron tácticas de acoso físico y psicológico, aislamiento, traslados constantes entre celdas e incluso que fuera internada en lo que denominó como "una celda fría", pequeña y con baja temperatura.

"Cuando la trasladaban de un sitio a otro le llevaron incluso criminales que la amenazaron", aseguró Tamimi, sin dar más detalles sobre esto, y añadió, que los interrogadores "probaron muchas maneras para coaccionarla y forzarla a hablar, pero ella mantuvo silencio durante toda la ronda de interrogatorios e incluso se negó a decir su propio nombre".

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

El vídeo expuesto muestra la séptima ronda, efectuada el 26 de diciembre pasado y que duró dos horas. En este, la joven aparece impasible en una sala mientras dos agentes (un policía y un miembro de la Inteligencia Militar, según sus abogados) le hacen preguntas, algunas de ellas en tono agresivo y con gritos.

Los interrogadores hacen referencias a su color de piel, cabello y ojos, y le hacen preguntas fuera de lugar, como sobre el color que coge cuando le da el sol, según una traducción del árabe facilitada por la campaña Liberad a los Tamimi.

"Si no nos das lo que queremos, detendremos a todo el mundo que aparece en el vídeo", dicen los agentes mientras le enseñan por ordenador unas imágenes. "Tu conoces a Nour, Marwan, Osama, Marah, tu les conoces a todos. Nos los llevaremos a todos si no cooperas, está en tus manos", le espetan, amenazando con detener a miembros de su familia.

Si no nos das lo que queremos, detendremos a todo el mundo que aparece en el vídeo (...) Nos los llevaremos a todos si no cooperas, está en tus manos

Su padre aseguró que "la amenazaron de muchas maneras, la intentaron asustar a partir de diferentes estrategias, incluso simplemente pronunciando el nombre de su madre".

"El acoso es una táctica de manipulación y una amenaza", denuncia a Efe Mariam Barghouti, activista de la campaña Libertad para los Tamimi, presente en la rueda de prensa.

"Acoso sexual"

Justo un día antes se supo que la abogada de la adolescente, Gaby Lasky, ya había presentado una queja formal ante la fiscalía general israelí a principios de esta semana por esta "conducta inapropiada" de los interrogadores, porque cree que llega a haber "acoso sexual".

Lasky afirmó que la insistencia en la apariencia de la joven y su atractivo constituye una grave violación de la ley y un abuso sexual. También, resalta, a pesar de que Tamimi es una joven, en todo momento fue interrogada simultáneamente por dos varones, sin la presencia de una mujer en la habitación o incluso de personal especializado en interrogar a menores. "Esto demuestra que el sistema de aplicación de la ley [israelí] infringe los derechos de los menores palestinos", afirmó la letrada en su denuncia.

Según algunas organizaciones, el abuso y el acoso sexual, incluida la violación, son utilizadas habitualmente por las autoridades israelíes para humillar y torturar tanto a las presas palestinas como a los hombres.

Una bofetada contra la ocupación

Ahed Tamimi fue detenida el pasado diciembre tras viralizarse un vídeo en el que aparecía abofeteando a un soldado en el patio de su casa, cuando tenía 16 años (ahora ya tiene 17).

El pasado 21 de marzo, la joven aceptó una pena de ocho meses de prisión y una multa de 5.000 séqueles (1.168 euros) declarándose culpable de incitación y de haber golpeado a un soldado.

Quedará en libertad en próximo mes de julio gracias al acuerdo alcanzado con la Fiscalía Militar -ratificado por la corte- para declararse culpable de parte de los doce cargos que se le imputaban y por los que se enfrentaba a una pena de hasta tres años de prisión.

Palestinos tratan de impedir el arresto de un menor

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La adolescente palestina Ahed Tamini acepta ocho meses de prisión por golpear a un soldado israelí

El Ejército israelí arresta a una menor palestina por abofetear a dos soldados

AI pide la liberación de la adolescente palestina detenida tras golpear soldados israelíes

La foto viral que resume la persecución de Israel contra los menores palestinos

NOTICIA PATROCINADA