INTERNACIONAL
19/12/2017 21:33 CET | Actualizado 19/12/2017 21:36 CET

El Ejército israelí arresta a una menor palestina por abofetear a dos soldados

La familia de la detenida alega que previamente los militares habían lanzado gas lacrimógeno contra su casa, rompiendo las ventanas.

El Ejército de Israel arrestó anoche en la localidad cisjordana de Nabi Saleh a Ahed Tamimi, una adolescente palestina de 16 años que protagoniza un vídeo viral donde se ve cómo agrede y trata de expulsar a unos soldados israelíes de las inmediaciones de una casa durante unas protestas.

Una portavoz militar confirmó a Efe que la joven ha sido arrestada por agredir a un soldado y "ha sido transferida para ser interrogada".

La madre de la joven, Nariman, también ha sido detenida y es interrogada por la policía israelí en la Cisjordania ocupada, informó a Efe el portavoz policial Micky Rosenfeld.

La semana pasada, una portavoz militar aseguró que "unos 200 alborotadores se enfrentaron a los soldados. Algunos entraron en una casa y siguieron lanzando piedras desde allí con el consentimiento de la familia. Cuando las tropas expulsaron a los amotinados, permanecieron en la entrada de la casa", momento en el que se produjo el incidente.

En el vídeo se ve cómo Ahed, que va acompañada por otra joven, grita, empuja y golpea con manos y pies a dos soldados mientras les dice que se vayan, al tiempo que la otra graba la escena con el móvil e intenta también agredir a uno de los uniformados, que finalmente se alejan.

"El comandante actuó de manera profesional y no se dejó llevar por la violencia", aseguró la portavoz, añadió que las fuerzas actuaron con "contención" y alegó que la joven podría haber sido detenida en el lugar "tanto porque usó la violencia como por el hecho de que trató de interferir en la labor de los soldados".

En una publicación en Facebook recogida por la BBC, el padre de Ahed, Bassem Tamimi, aseguraba que los soldados habían disparado gas lacrimógeno y roto las ventanas de su hogar familiar antes de que sucedieran los hechos que se recogen en el vídeo. Además, Bassem acusó al ejército israelí de haber disparado una pelota de goma a su sobrino Mohammed, de 14 años, previamente ese día. Según informa Al Jazeera, Mohammed se encontraría en coma inducido después de que la pelota de goma le golpeara en la cara rompiéndole la mandíbula.

La semana pasada, una portavoz militar aseguró que "unos 200 alborotadores se enfrentaron a los soldados. Algunos entraron en una casa y siguieron lanzando piedras desde allí con el consentimiento de la familia. Cuando las tropas expulsaron a los amotinados, permanecieron en la entrada de la casa", momento en el que se produjo el incidente.

"El comandante actuó de manera profesional y no se dejó llevar por la violencia", aseguró la portavoz, que valoró la "contención" con la que actuaron las fuerzas y alegó que la joven podría haber sido detenida en el lugar "tanto porque usó la violencia como por el hecho de que trató de interferir en la labor de los soldados".

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, defendió que el ejército israelí "es el más humano", aunque advirtió de que la "humanidad no es a expensas de la disuasión y el poder", según la radio militar, y Naftali Benet, titular de Educación y principal socio de la coalición de Gobierno, opinó que las jóvenes "deberían acabar sus vidas en prisión", recogió el diario Haaretz.

GRABANDO LA OCUPACIÓN

Los Tamimi son una conocida familia de activistas palestinos de Nabi Saleh, un pequeño pueblo al noroeste de Ramala, donde cada viernes se repiten protestas contra la ocupación israelí.

Dos años antes, Ahed ya había sido captada en un vídeo que también se hizo viral en el que aparecía mordiendo la mano de un soldado israelí mientras este trataba de reducir a un palestino acusado de lanzar piedras.

Las redes sociales se han llenado de mensajes que piden la liberación de madre e hija bajo las etiquetas #FreeAhed #FreeNariman.

La rabia estalla en Palestina tras la provocación de Trump sobre Jerusalén

ESPACIO ECO