INTERNACIONAL
21/03/2018 21:45 CET | Actualizado 21/03/2018 21:56 CET

La adolescente palestina Ahed Tamini acepta ocho meses de prisión por golpear a un soldado israelí

"No hay justicia bajo la ocupación", ha dicho la chica, nuevo icono de resistencia de su pueblo.

Ahed Tamimi, compareciendo ante el juez el pasado 15 de enero.
Ammar Awad / Reuters
Ahed Tamimi, compareciendo ante el juez el pasado 15 de enero.

La activista palestina Ahed Tamimi aceptó hoy una pena de ocho meses de prisión y una multa de 5.000 séqueles (1.168 euros) por haber golpeado a un soldado israelí y haber convocado manifestaciones, informaron a Efe fuentes de la ONG Avaaz.

La adolescente, en prisión preventiva desde diciembre, quedará en libertad en próximo mes de julio gracias al acuerdo alcanzado con la Fiscalía Militar de Israel -ratificado por el Tribunal- para declararse culpable de algunos de los 12 cargos que pesaban sobre ella, y por los que se enfrentaba a una pena de hasta tres años de prisión.

La joven de 17 años compareció esta tarde ante la Corte militar, ubicada en la prisión israelí de Ófer, en el territorio ocupado de Cisjordania, acusada de doce cargos. "No hay justicia bajo la ocupación israelí", dijo en la Corte sobre su veredicto al final de la vista del juicio, que comenzó el pasado 31 de enero.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

El acuerdo también afecta a su madre Narima, condenada a otros ocho meses de prisión y a una multa de 6.000 séqueles (1.400 euros), que también aparece en el vídeo por el que fue detenida Ahed, y a la prima de esta, Nour, que ha quedado en libertad pero será sentenciada a prisión si se le acusa de cargos similares en los próximos tres años.

La vista se celebró a puerta cerrada, pese a que la defensa solicitó que fuera pública, petición que rechazó el Tribunal militar.

La Policía de Israel informó en un comunicado del arresto de una mujer israelí que estaba presente en el juicio y abofeteó en la cara a un fiscal militar.

El vídeo por el que fue detenida Ahed mostraba a la adolescente, entonces de 16 años, increpando y golpeando a soldados israelíes en el patio de su casa en la ciudad cisjordana de Nabi Saleh.

Ahed había sido acusada entre otros cargos, algunos por hechos cometidos en 2016, de atacar a las fuerzas de seguridad, amenazar, arrojar piedras y participar en manifestaciones violentas.

Palestinos tratan de impedir el arresto de un menor

NOTICIA PATROCINADA