TENDENCIAS
26/04/2018 08:11 CEST | Actualizado 26/04/2018 08:11 CEST

Dulceida explica la polémica de las gafas de sol que regaló a niños en Sudáfrica

La 'influencer' aseguró en 'Yu, no te pierdas nada' que el momento le hizo "gracia" y que se inventaron bulos.

A principios de abril la influencer Aida Domènech, conocida como Dulceida, fue duramente criticada por una publicación que colgó en Instagram Stories durante un viaje a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. En ella se veía a dos niños que llevaban gafas de sol de su marca. "Ahora tienen nuestras gafas de recuerdo, yo sus sonrisas y el tiempo con ellos", escribió entonces.

Muchos la acusaron de hacer publicidad y le sugirieron que había otras maneras de ayudar a la población local. El revuelo fue tal que Dulceida contestó primero con un mensaje a través de Twitter en el que se dirigió a sus haters y les pedía que dejaran de ser "ignorantes" y después, con un comunicado algo más extenso en Instagram. "Es una absoluta incoherencia que yo buscara lucrarme con esta publicación [...] Simplemente nos las pidieron y se las regalamos", señaló.

Este miércoles la influencer ha vuelto a dar explicaciones en el programa de radio Yu, no te pierdas nadaen Los40. El presentador, Dani Mateo, aseguró que la había defendido "a muerte" porque le cae "genial" y él mismo es muy "de cagarla".

"Por desgracia y cada vez más en las redes sociales las cosas buenas... ¡tío, valora un poco más las cosas buenas!", señaló Dulceida. "Aquí me voy un poco al tema prensa, de poca profesionalidad que he visto en algunos medios porque han inventado bulos. Es muy fácil entrar en Dulceida Shop, mirar si hay gafas y no inventarte que le he dado unas gafas de mi marca, que estoy cobrando, que no sé qué...", continuó.

Para la influencer, el momento fue "lo más normal del mundo": "Fuimos a una tribu masai [...] Llevaba las gafas aquí, me las cogieron y seguimos visitando. A la hora de irnos, el niño no me las daba. Entonces le dije: '¿Las quieres?' y me dice: '¡Sí!'. Entonces el otro como que se puso celoso y les dije: 'Las compartís, un día cada uno'. Y yo, o soy tonta o no sé, lo subí. Me hizo gracia el momento".

"¿Crees que te tienen ganas?", le preguntó Mateo. "Sí. Total. Sí que entiendo el porqué y es por el gran desconocimiento o porque no se quiere ver más allá en lo que consiste el trabajo de una influencer", respondió.

EL HUFFPOST PARA ENDESA