INTERNACIONAL
14/05/2018 19:16 CEST | Actualizado 15/05/2018 14:10 CEST

Netanyahu, durante la inauguración de la embajada: "Es un gran día para la paz"

La ceremonia de apertura de la nueva legación estadounidense en Jerusalén transcurre en medio de los disturbios con más de 50 palestinos muertos.

Netanyahu y su mujer se toman un selfi junto a Ivanka Trump y Jared Kushner durante la inauguración de la embajada.
GTRES
Netanyahu y su mujer se toman un selfi junto a Ivanka Trump y Jared Kushner durante la inauguración de la embajada.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha agradecido al presidente estadounidense, Donald Trump, que haya cumplido su palabra y haya hecho "historia" con la apertura este lunes de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén y ha considerado que hoy es "un gran día para la paz". Mientras tenía lugar este acto, más de medio centenar de palestinos morían y más de 2.400 resultaban heridos en las protestas desatadas en Gaza y Cisjordania contra la apertura de la legación.

"Qué día más glorioso", ha proclamado Netanyahu durante su discurso en la inauguración de la nueva Embajada estadounidense en Jerusalén. "Presidente Trump, al reconocer la historia, ha hecho historia. Todos nosotros estamos profundamente conmovidos y agradecidos", ha asegurado, incidiendo en que Israel "no puede tener mejores amigos en el mundo" que Estados Unidos.

AFP
Netanyahu, Kushner, Ivanka Trump, Mnuchin y Reuven Rivlin.

La delegación estadounidense que ha participado en la ceremonia ha estado integrada por el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin; el subsecretario de Estado, John Sullivan; la hija de Trump, Ivanka, y su esposo, Jared Kushner. También se ha visto al magnate Sheldon Adelson, dueño de un imperio del juego en Las Vegas.

Donald Trump ha participado en el acto en una videoconferencia en la que defendió a Israel como "una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital" y ha asegurado que EE.UU. "falló durante años en reconocer lo obvio".

Getty Images
Sheldon Adelson llega junto a su mujer a la ceremonia.

El presidente estadounidense ha insistido en que sigue comprometido con un acuerdo duradero entre israelíes y palestinos, pese a que la decisión de trasladar la embajada a Jerusalén llevó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a descartarle como mediador.

"Nuestra mayor esperanza es por la paz, y EE.UU. está comprometido en la paz en Oriente Medio, y en respetar el statu quo en Jerusalén" ha declarado el presidente.

EFE
Trump pronuncia un discurso por videoconferencia.

"Cuando haya paz en esta región, recordaremos este día y veremos que el camino hacia ella empezó con el reconocimiento estadounidense de la verdad", ha afirmado Kushner, asesor presidencial de Trump y encargado de liderar el equipo de la Casa Blanca para impulsar la vuelta a las negociaciones.

"Trasladar la embajada a Jerusalén es, ante todo, un reconocimiento de la realidad", pero también, "un paso para avanzar por la paz en la ciudad, en la región y en todo el mundo", ha declarado por su parte Sullivan, convencido de que la legación es un "un tributo a la paz".

AFP
Banderas de EE UU e Israel proyectadas sobre los muros de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Tras la ceremonia, Netanyahu ha escrito un mensaje en Twitter en el que ha reiterado que el Estado judío, "como todo país, tiene la obligación de defender sus fronteras" y ha culpado a Hamás de la matanza. "La organización terrorista Hamás ha declarado que pretende destruir Israel y ha enviado a miles a romper la valla fronteriza para lograr su objetivo. Seguiremos actuando con determinación para proteger nuestra soberanía y a nuestros ciudadanos", ha ratificado.

EL HUFFPOST PARA LG