POLÍTICA
12/07/2020 22:25 CEST | Actualizado 13/07/2020 08:07 CEST

Amaia Martínez, dueña de una armería: así es la primera diputada de Vox en la historia del Parlamento vasco

Es licenciada en Ciencias de la Información, pero se dedica a la venta de armas y otros artículos junto a su marido.

Amaia Martínez, cabeza de lista por Álava en los comicios vascos celebrados este domingo, era la única candidata de Vox con posibilidades reales de obtener un escaño, y menos de 5.000 votos le han bastado para conseguirlo. Es la primera vez que el partido ultraderechista obtiene representación en la Cámara vasca, y lo ha hecho en unas elecciones en las que las fuerzas nacionalistas (PNV y Bildu) en conjunto han obtenido más escaños que nunca. 

Esta vitoriana de 51 años es licenciada en Ciencias de la Información pero se dedica al comercio. Junto a su marido, regenta una armería con sucursales en Vitoria y Logroño. Según recogen varios medios, en su comercio venden pistolas, rifles y escopetas, chalecos antibalas, esposas policiales y porras extensibles, entre otros artículos. 

Martínez se presentó en cuarto lugar en la lista de Vox a las elecciones municipales. Su postura sobre temas como el euskera quedó clara en un vídeo electoral de Vox que ella protagoniza y en el que habla sobre una niña cuyos padres no pueden ayudarle a hacer los deberes de matemáticas por no conocer la lengua vasca: ”¿Sabes en qué se convierte el euskera? En un pie que le pisa el cuello y le expulsa prematuramente de la educación”. A pesar de esto, Martínez controla este idioma

Escaño con menos de 5.000 votos

Álava es un territorio que destaca porque algunos de sus escaños pueden obtenerse con relativamente pocos votos si se compara con los necesarios para obtener representación en los otros territorios vascos, más poblados: unos 125.000 alaveses han acudido en total a las urnas, y menos de 5.000 han votado a Vox, pero han sido suficientes para que Martínez haya sido elegida.

En toda la comunidad, Vox ha obtenido menos de 18.000 apoyos de un total de más de 850.000 sufragios, en unos comicios marcados por una abstención histórica (casi la mitad de los vascos, el 47%, no han votado). 

Esta formación ultraderechista, liderada por Santiago Abascal, abogó por ilegalizar a partidos nacionalistas como PNV o Bildu, que tienen una amplia mayoría en el Parlamento vasco, de modo que, según apuntan ya algunos analistas tras conocerse los resultados electorales, las intervenciones de Martínez cuando ocupe su escaño pueden dar mucho que hablar.

NUEVOS TIEMPOS