VIRALES
09/07/2019 17:56 CEST | Actualizado 09/07/2019 19:56 CEST

"Fue un subidón de energía, te sientes como si fueras Dios"

Álex Domínguez, protagonista de la foto más viral del Resurrection Fest, cuenta cómo vivió el momento que ha dejado una de las fotos del año.

@Danielcruzfoto

Su nombre es Álex Domínguez. Tiene 19 años y su foto en el festival de heavy metal Resurrection Fest, celebrado en Vivero (Galicia) este pasado fin de semana, ha dado la vuelta al mundo. Y esta vez no es una forma de hablar, ya que hasta el grupo sueco Arch Enemy ha publicado el vídeo del momento en Twitter. 

En la imagen se ve a Álex, que tiene discapacidad y va en silla de ruedas, levantado en volandas durante alrededor de un minuto y medio en uno de los conciertos.

“Fue un subidón de energía, adrenalina, emoción, alegría, felicidad. Un sueño cumplido. Tenía esta idea desde hace mucho tiempo de ver a mis grupos favoritos desde ahí arriba. Te sientes como si fueras Dios”, resume a El HuffPost un desbordado Álex, ya que tanto a él como a su madre no les deja de sonar el teléfono.

Estudiante de segundo de derecho en la universidad de La Rioja, este joven de la localidad de Baños de Río Tobía es un amante del rock y del heavy metal, aunque su madre Belén reconoce que escucha todo tipo de música.

“Es un chico luchador como todos. Saca notazas y desde pequeño ha estado en el arenero, en los columpios. Siempre se ha considerado una persona más. Eso es lo bonito. La familia le apoyamos al máximo”, asegura orgullosa Belén. 

Álex organizó el viaje, reservó el hotel y preparó todo. No ha pasado ni una semana desde que bajara el telón el Resurrection Fest y ya está pensando en volver la próxima edición: “La organización fue perfecta y la gente del festival se portó genial, no hubo ni una pelea y si te empujaban siempre te pedían perdón”.

Belén también agradece al público del concierto el trato recibido: “Desde el primer día lo llevaron en volandas. Quería ver a los grupos, le preguntaba a la gente si le podían subir y lo hacían. Eran encantadores, y eso que no siempre eran los mismos. Fue brutal, lo llevaron casi hasta el escenario. Se agradece un montón”. 

Aunque haya comentarios que apuntan a que la gente lo podía levantar sólo para salir en la foto, Álex rápidamente se desmarca de ese pensamiento y afirma que él era el que quería volar. “Nunca tuve miedo, cuanta más gente había sabía que no me podía caer”, celebra.

Además, Belén añade entre risas cómo lo vivió: “Me iba a la plataforma destinada para nosotros porque se veían los conciertos de forma genial. De repente lo veía elevarse y me decía ‘míralo, ahí está’. A mí se me caía todo por ver cómo lo estaba viviendo”.

La foto ha dejado de ser una simple imagen de un concierto y ha pasado a convertirse en un icono de la integración. Y su protagonista lo reafirma: “Los límites te los pones tú y no hay que hacer caso a los viejos prejuicios. Quiero servir de ejemplo para que otra gente como yo, en silla de ruedas, se anime a ir a festivales y conciertos... Y a volar por los aires. Porque seamos discapacitados no quiere decir que no podamos ir”.

Y un regalo más. Belén confiesa que incluso le han llamado grupos para invitarle a conciertos. “Es muy gratificante”, celebra.

La imagen no sólo ha dado la alegría a Álex y a su madre. El otro protagonista de esta historia es el fotógrafo del festival Daniel Cruz, quien inmortalizó el momento. “Estábamos cubriendo el concierto, pero tenemos que estar pendientes también de lo que sucede en el público, porque suele haber jaleo. De repente cuando me giré vi ahí arriba a Álex y no me lo pensé”, describe.

Al final, una historia similar a lo que dice el lema de Álex Domínguez, que es una frase de la canción The world is yours, de Arch Enemy: “If you want the world, use your mind” (si quieres el mundo, usa tu mente).

Photo gallery Las mejores fotos de España que tiene el archivo de la NASA See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'