NOTICIAS
26/05/2020 12:31 CEST | Actualizado 26/05/2020 14:55 CEST

Dimite el 'número 2' de la Guardia Civil tras la destitución de Pérez de los Cobos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cesó ayer al coronel alegando "falta de confianza".

El director adjunto operativo (DAO) de la Guardia Civil, el general Laurentino Ceña, ha presentado su dimisión este martes. Una decisión que llega un día después que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cesara de su puesto en la jefatura de la Comandancia de Madrid al coronel Diego Pérez de los Cobos.

El DAO es el único cargo que no tiene límites de tiempo en el puesto, salvo que pida voluntariamente el cese o sea relevado. La previsión, según han explicado fuentes de la Guardia Civil, es que hubiera sido relevado en marzo, pero se suspendió la decisión debido a la crisis del coronavirus.

Ceña formó parte del Comité Técnico de seguimiento de la crisis sanitaria y participó en las ruedas de prensa diarias que cada mañana se ofrecían de forma telemática en el Palacio de la Moncloa.

El DAO se contagió de la COVID-19, aunque pasó la enfermedad en casa, si bien ya no volvió a comparecer con el Comité.

El general de Información, nuevo número 2 de la Guardia Civil

El ministro de Interior ha anunciado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que será el general de división y máximo responsable del Servicio de Información de la Guardia Civil, Pablo Salas, quien finalmente sustituirá a Ceña.

“El nombramiento del general se produce en el marco de este nuevo impulso a la Guardia Civil que comenzó con el nombramiento de la primera mujer directora del cuerpo”, ha explicado.

“Reestructuración de equipos”

Grande-Marlaska ha enmarcado la polémica destitución del coronel Pérez de los Cobos como “una decisión política razonable de reconstitución de nuevos equipos, dentro del ámbito de la máxima confianza”, desvinculando así el cese al informe que investiga al delegado del Gobierno,José Manuel Franco,por las manifestaciones del 8-M, y que fue remitido al Juzgado de instrucción número 51 de Madrid sin comunicárselo al Ejecutivo.

El documento incluye una investigación al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien supuestamente “manejaba al menos tres días antes de la manifestación del Día de la Mujer datos que evidenciaban la gravedad de la crisis” del coronavirus.

La polémica ha generado una tormenta de declaraciones. Por un lado respaldando la decisión, como las de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien esta mañana ha defendido a su homólogo de Interior, de quien ha dicho ser “extremadamente escrupuloso y respetuoso de la justicia”.

“Es un cargo de orden político, que se basa en competencia y confianza. Nadie ha puesto en duda su competencia, pero el ministro del ramo ha indicado que ha perdido su confianza. Habrá que respetar el criterio del ministro. Tendrá que explicar por qué ha perdido su confianza, pero es extremadamente escrupuloso y respetuoso de la justicia”, ha explicado.

Por su parte, desde PP, Vox y Cs se habían reclamado explicaciones del ministro en el Congreso.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST