El encargado de 'El Cubano' habla 9 años después de cómo se portó con él Alberto Chicote

El 'youtuber' Pablo Cabezali ha estado con Pancho en Almería, cuyo local apareció en la segunda temporada de 'Pesadilla en la cocina'.
Pancho con Chicote dos años después de su primera visita a 'El Cubano'.
Pancho con Chicote dos años después de su primera visita a 'El Cubano'.
PESADILLA EN LA COCINA

El youtuber Pablo Cabezali ha publicado un vídeo visitando uno de los restaurantes que participaron en Pesadilla en la cocina, el programa de Alberto Chicote en laSexta.

En su canal Cenando con Pablo, con más de medio millón de suscriptores, ha mostrado cómo está ahora Chiringuito El Cubano, en Aguadulce, Almería, local que salió en la segunda temporada del espacio televisivo culinario de Atresmedia.

Ha explicado Pablo que “solo el 30% de los restaurantes que pasaron por Pesadilla sigue abierto”. El programa dio que hablar por los problemas que tenía Pancho, dueño del local, con la cocinera que, como ha recordado el youtuber, “bebía en el servicio, fumaba, no probaba la comida, no le echaba sal y le daba repelús la carne sangrante”.

Ha descubierto Pablo que en la carta no hay ningún plato de los que implantó Chicote en la carta porque, según el dueño, “no eran apropiados” y que “Chicote se equivocó”: “Le pusieron arroz con conejo y no vendió ni uno”.

Para contar cómo va ahora El Cubano, el youtuber ha hablado con Lis, esposa de Pancho, que ha comentado que ha cambiado mucho carta porque la gente se aburría aunque hay platos como las sardinas o las almejas que sí se mantienen.

Pancho con Pablo Cabezali en 2022.
Pancho con Pablo Cabezali en 2022.
CENANDO CON PABLO

Sí mantienen la ensaladilla con la receta que les dio Chicote y las bravas, que eran especialidad de Margot, la antigua y polémica cocinera, que, como ha comentado Lis, ya no trabaja ahí aunque a veces sí se pasa a saludar.

Mientras Pablo comía se le ha acercado el dueño, que le ha contado que Margot se fue a la semana de que se estrenase el programa en televisión. Sobre si se fue porque quiso, el dueño ha respondido: “No, llegó un día borracha y me dijo que mi mujer o ella y yo le dije ‘ahí tienes la puerta’”.

Después de probar varios platos, Pablo Cabezali ha hablado con Pancho de forma más sosegada. Ha contado que fue esposa, hace 9 años, la que llamó al programa para pedir ayuda: “Yo ni pensé que fueran a llamarnos”.

Ha revelado el hostelero que le dijeron que no podía tocar mucho el negocio en cuanto a limpieza y que la tenía que dejar tal cual se quedó al terminar la temporada de verano.

También ha hablado de Margot, a la que ha definido como “la persona más honesta” que ha conocido en la vida porque le dijo “yo soy guarra, no me gusta limpiar”. “Esa mujer enferma venía a trabajar. El dolía una pierna y se ponía en una silla a trabajar. Le daba lo mismo irse a las cinco de la tarde que si había faena por la noche se quedaba de corrido, no le importaba”, ha proseguido.

Ha contado que se siguen viendo, que ya no bebe y que “ha cambiado”: “Es otra persona”. Margot estuvo trabajando muchos años en un mexicano en otra zona: “La vida la va poniendo en su sitio. Siempre he dicho que no puedo meterme en la vida privada de nadie. Ocho años estuvo con nosotros”.

Sí ha confesado que después de su paso por Pesadilla en la cocina tuvo muchos clientes “unos por chismosos” pero otros por conocerlo a él y por conocerlo: “Ahora se ha ido la chusma”.

A los dos años, Chicote volvió al restaurante: “Como persona es una gente... las conversaciones que tuve con él fuera del programa... lo demás pues un trabajo. Como persona ojalá él esté escuchado esta entrevista porque es muy buena persona”. “Aquí era más ayudar que machucar”, ha apostillado sobre el resto del equipo.