Hungría impone su veto y logra que la UE apruebe el embargo al petróleo a cambio de no sancionar al patriarca ruso Kirill

Una figura considerada cercana al presidente ruso, Vladimir Putin.
|
Viktor Orbán.
Viktor Orbán.
Xinhua News Agency via Getty Images

Hungría ha logrado este jueves que las sanciones europeas por la invasión rusa de Ucrania no incluyan al patriarca Kirill, a cambio de desbloquear el embargo al petróleo ruso, en el marco del sexto paquete de medidas que no incluirá al líder religioso por petición de Hungría que amenazaba con frenar la aprobación formal.

En una reunión a nivel de embajadores, la UE ha adoptado finalmente esta nueva ronda de sanciones atendiendo las demandas de Budapest para no incluir en la ‘lista negra’ al máximo representante de la Iglesia Ortodoxa en Rusia.

El patriarca es una figura considerada cercana al presidente ruso, Vladimir Putin, y ha sido objeto de polémicas desde la invasión de Ucrania al no condenar de forma expresa la ofensiva del Ejército ruso.

Tras haber recibido luz verde por parte de los embajadores de los Estados miembros, se abre ahora un periodo que durará hasta las 09.00 horas de mañana, viernes (07.00 gmt), para que este acuerdo sea confirmado por cada una de las capitales, lo que supondrá su adopción formal.

A falta de conocer los detalles del sexto paquete de sanciones con su publicación el en Diario Oficial de la UE una vez termine el plazo dado a las capitales para su confirmación, la lista de sancionados incluirá al coronel ruso Azatbet Omurbekov, conocido como “el carnicero de Bucha” y otros responsables de la agresión militar en Ucrania.

De la misma forma, se desconectará del sistema de mensajería financiera Swift, a Sberbank, el mayor banco ruso, así como al Banco Agrícola de Rusia, participado al cien por cien por el Estado, y al Banco de Crédito de Moscú.

También se amplía las prohibiciones de exportación hacia Rusia para cubrir productos químicos y bienes de alta tecnología y se prohíben las emisiones en la UE de tres cadenas de televisión: Rossiya RTR/RTR Planeta, Rossiya 24 y TV Centre International.

La excepcionalidad húngara

Una vez completado este proceso, entrará en vigor la prohibición de importar a la UE petróleo desde Rusia, aunque se hará de forma gradual y el embargo sólo se efectuará desde finales de este año.

No obstante, Hungría, Eslovaquia y República Checa podrán seguir comprando el petróleo que Moscú transporta a estos tres países a través del oleoducto Druzhba, lo que supone que el veto será solo parcial y afectará a un 90 % del crudo que el bloque suele importar desde Rusia.