Rita Maestre: “Almeida ha tratado activamente de ocultar y sepultar el caso de las mascarillas”

Entrevista con la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid: “Es un caso de sinvergüenzas y de gentuza”.

“Es un caso de sinvergüenzas y de gentuza, porque sólo así se puede calificar a quien está pensando en embolsarse millones de euros en la situación tan complicada que estábamos viviendo”. Rita Maestre es rotunda y directa a la hora de hablar del escándalo de las comisiones cobradas por Luis Medina y Alberto Luceño por la venta de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid durante el estado de alarma.

Pero Maestre pone el foco también en la culpabilidad del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, por sus vínculos y no controlar ni fiscalizar esos contratos. Critica, además, la portavoz de Más Madrid en el ayuntamiento de la capital la actitud del regidor del PP: “Activamente ha tratado de ocultar este caso y sepultarlo”. En su opinión, este episodio “está muy cerca” de acabar con la carrera política del ‘popular’, que ha quedado también muy “tocado” por el caso de espionaje a Isabel Díaz Ayuso.

Maestre analiza este caso de corrupción durante una charla con El HuffPost en su despacho, en el que se amontonan libros de Owen Jones, Roxane Gay, Benito Pérez Galdós, Paul Preston e Isabel Alba. Muestra, asimismo, su intención de ser la cabeza de lista para las próximas municipales y afirma que la única alternativa al PP es Más Madrid. “Estamos preparados para gobernar la ciudad”, se ratifica.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

¿Cómo resumiría lo que está pasando en Madrid con el caso mascarillas?

Es un ejemplo de desfachatez, de un uso ilegítimo e ilegal de los contactos personales y familiares por parte de unos empresarios, incluso patrimonial de los recursos de todos. Una estafa, que no es a Almeida, sino a la ciudad de Madrid, en la que el alcalde y su gobierno tiene aún mucho que explicar porque ese robo se ha producido bajo la supervisión, el control y la fiscalización del gobierno del PP. Y, sin embargo, echa balones fuera.

¿Qué ha pasado en el Ayuntamiento para que haya habido comisiones de seis millones de euros y que los comisionistas puedan comprar pisos en Pozuelo, lamborghinis y ferraris? ¿Qué ha fallado?

Lo primero es que hay un problema moral, diría, en unas personas que en el momento más complicado de la pandemia, cuando todos estábamos asustados y dolidos porque morían centenares de personas, estaban pensado literalmente cómo poner el cazo para sacar dinero de ahí. Esa indignación moral tenemos que seguir manteniéndola porque hay que ser gentuza y sinvergüenza para estar pensando en esto mientras los médicos y los auxiliares sanitarios en Madrid estaban haciéndose mascarillas con bolsas de basura. Pero todo eso ha pasado y esas personas llegaron al Ayuntamiento de Madrid a través de unos contactos preferentes. Esto no lo puede hacer cualquier empresario, no era un pequeño comercio de la ciudad, eran unos empresarios muy concretos, que tenían contactos en el mundo de la aristocracia y del PP y que conocían a familiares y amigos, incluso a primos del alcalde.

“Es un ejemplo de desfachatez, de un uso ilegítimo e ilegal de los contactos personales y familiares por parte de unos empresarios”

Esta es la segunda parte de las conclusiones que hay que sacar de este caso, en Madrid cuando gobierna el PP hay algunos que tienen acceso preferente al dinero público. Pasó durante la crisis y también en esta crisis sanitaria porque, además de estos dos sujetos, está el hermano de Ayuso o ese empresario que supuestamente fabricaba vinos y que se llevó 17 millones de euros en compras de material sanitario o hasta quitando la nieve de Filomena. Cuando gobierna el PP de Madrid, hay quien sabe que tiene un acceso preferente para llevarse el dinero público. No hablamos sólo de la responsabilidad de los estafadores que estaban pensando en cómo llevarse el dinero, sino de los que, por acción u omisión, han permitido que ese canal preferente termine en una estafa de seis millones de euros.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

¿Qué siente leyendo ese e-mail que dice “pa’ la saca”?

Vergüenza ajena y, la verdad, mucho disgusto. Hace poco me decía un compañero que cuando nos metimos en casa en el estado de alarma pensó que habría alguien pensando lo que se iba a llevar con esos contratos de emergencia. Yo le decía, no sé si será ingenuidad, que no estaba pensando que hubiera tanto dinero ilegal para comprarse quince coches de lujo, que deberían ser servicios públicos e inversiones públicas, porque vienen directamente del bolsillo de Madrid. Por eso digo, tan relevante para lo que está pasando es quién ha robado ese dinero como quién tiene la responsabilidad de fiscalizar y controlar ese dinero y, al parecer, no ha visto ni oído ni se ha enterado de nada. Desde luego, es una hipótesis muy poco creíble.

“Hay que ser gentuza y sinvergüenza para estar pensando en esto mientras los médicos y los auxiliares sanitarios en Madrid estaban haciéndose mascarillas con bolsas de basura”

¿Se cree a Almeida?

No creo que sea una cuestión de confianza, tiene que ver con lo que los hechos van demostrando. No estamos hablando ni de intuiciones ni de rumores, sino de un sumario que durante más de un año y medio ha desarrollado la Fiscalía Anticorrupción, que es muy claro en las relaciones de familiaridad y cercanía entre los empresarios, el primo de Almeida, el equipo de gobierno y el gabinete de Almeida. Los correos electrónicos, en ese sentido, son muy claros. En un momento dado la responsable de las compras del Ayuntamiento habla con uno de los comisionistas y dice que se van a ir 50.000 mascarillas supuestamente al hospital de Charo, que es la mujer de uno de los comisionistas. Eso no lo dice él, sino la responsable de compras. Es decir, aquí ha habido una relación de familiaridad y una entrada preferente de estos dos sujetos frente a todos los demás empresarios de Madrid. Una pregunta que se debería hacer es si podría cualquiera llegar con esa facilidad al centro de la contratación madrileña. ¿Podría cualquier pequeño comercio o una mediana empresa desde Villaverde, Leganés o Usera llegar a hablar con la jefa de gabinete del alcalde? Desde luego que no. Y han llegado al centro y tan rápido gracias a sus contactos personales y familiares. Es una responsabilidad de los estafadores pero también de los que han facilitado que lleguen directamente.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

Luis Medina, en su declaración ante la Fiscalía, dijo literalmente que fue muy fácil hacer esos contratos. ¿Lo es?

Desde luego que no es tan fácil y, sobre todo, que cualquier persona que tenga una tienda, un comercio online, una pequeña empresa o una industria piense si definiría como fácil su fórmula para llegar al alcalde de Madrid, si es fácil que el alcalde de Madrid te llame y te agradezca algo. Hay que recordar que estos dos empresarios -en realidad ellos no le hacen honor a esa palabra porque pocas empresas han puesto en marcha, poco han arriesgado en su vida y deben haber creado un total de cero empleos- tienen todo tipo de contactos de la alta aristocracia. El alcalde de Madrid, sabiendo que esta investigación estaba en marcha desde hace un año y medio, fue hace dos meses a la inauguración de Wow, que es una tienda de productos de alta gama que lleva el hermano de uno de los comisionistas. No tuvo muchos problemas en hacerse fotos con el otro aristócrata Medina, con el que Medina comisionista comparte, nada más y nada menos, que el yate que nos ha robado a todos los madrileños. El otro, directamente, está en el sumario de Púnica desde hace años, hay una carpeta en la Audiencia Nacional que se llama Marrones Alberto Luceño. La evidencia es que esas dos personas no son dos anónimos madrileños, han aprovechado sus contactos y sus relaciones con el PP para llegar al dinero público. Por tanto, no sólo tienen que rendir ellos cuentas, sino también quien ha facilitado con correos, llamadas personales y con cartas de aval firmadas por el alcalde que hayan llegado al dinero de Madrid.

“Me parece que Almeida ha pecado, por acción u omisión, y que tiene responsabilidad en que nos hayan robado seis millones de euros”

¿Debe dimitir el señor Almeida?

Al principio fui muy clara cuando estalló este caso hace ya unos veinte días: pedí en ese primer momento un pleno extraordinario para que el alcalde rindiera cuentas. No me ha contestado en 19 días y cuando lo ha hecho me ha pedido que retire ese pleno a ver si con eso conseguía zafarse de dar explicaciones. Desde luego que no lo hemos retirado y tendrá que dar explicaciones. Le pedí que diera explicaciones claras y que nos permitiera acceder a toda la información del sumario y de los documentos que obraban en poder del Ayuntamiento y que fuera franco. Y que en el caso de que no fueran claras las explicaciones, tenía que dimitir. En esos veinte días lo que he recibido por parte de Almeida son críticas a mí, también a la Fiscalía, al presidente del Gobierno, a partidos políticos y a todo tipo de sujetos que no tienen nada que ver con su responsabilidad. Lo que ha hecho Almeida ha sido tratar de echar balones fuera, tratar de cambiar el foco criticándonos a todos los demás, pedir responsabilidades a todo el que pasaba por allí y no asumir ni una, cuando él era el que firmaba los contratos, llamaba a los comisionistas y su firma los avalaba. Por lo tanto hasta ahora, no sólo me parece que ha pecado, por acción u omisión, y que tiene responsabilidad en que nos hayan robado seis millones de euros, sino que su actitud posterior -nervioso, iracundo, criticando a todo el mundo- es una enorme demostración de culpabilidad.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

¿Es una operación de la izquierda como dice él?

Es un esquema bastante clásico de dos personas que se aprovechan de su poder y de sus relaciones personales y familiares para acceder al dinero público. No conozco a Luceño ni a Medina ni tampoco el fiscal los conoce. A quienes conocen Luceño y Medina son a Almeida, los concejales del PP, al primo de Almeida, a aquellos que les han permitido llegar al Ayuntamiento de Madrid. Así que no, es una operación de dos pijos, de dos niños de papá, que tienen contactos con el PP y que como en otras ocasiones aprovechan sus contactos y sus relaciones para hacer caja con el dinero público.

¿La Fiscalía Anticorrupción es de izquierdas como dicen los comisionistas?

¿Sabes con quién comparten esa afirmación? Con el alcalde Almeida, que, además de otros vínculos, también tienen la mala costumbre de criticar al poder judicial cuando no le gusta. Aquí la Fiscalía Anticorrupción ha hecho un trabajo sobre el que nadie tiene nada que decir durante un año y medio, que Almeida ha tratado de ocultar. El alcalde ha tenido en silencio durante un año y medio que esta investigación se estaba desarrollando. El Ayuntamiento de Madrid lo sabe desde noviembre de 2020. La Fiscalía ha actuado en este caso, como en todos los demás, con la independencia que se le presupone al poder judicial. Criticar al árbitro suele ser por regla general una excusa de mal perdedor.

“La actitud iracunda y nerviosa de Almeida, criticando a todo el mundo, es una enorme demostración de culpabilidad”

Se han conocido también esos mensajes con los que los comisionistas en los que la señora Collado reconoce que los han estafado. La Fiscalía, como decía, sí informa al Ayuntamiento, pero el consistorio en ningún momento lo llevó a los tribunales. ¿Por qué?

Porque estaba ocultando que entre medias estaban el primo de Almeida, los amigos y los vínculos del PP con este conjunto de aristócratas que viven de sus relaciones con el poder. Desde luego que ha habido aquí un caso muy claro de esa relación de poder económico y político. La responsabilidad de eso la tiene quien hace de canal, quien facilita las llamadas y quien miente cuando este caso sale a la luz. Porque cuando uno va poniendo en orden los hechos que vamos sabiendo y las declaraciones públicas del máximo responsable de la contratación pública del Ayuntamiento de Madrid, que es Martínez-Almeida, pues cada una es desmentida al día siguiente o a los dos días. Desmentidas por los hechos, que están escritos y registrados. Almeida dice “se le facilitó un correo electrónico”, Medina dice “fue una llamada”. No sólo ha habido, por acción u omisión, un canal preferente, sino que además Almeida activamente ha tratado de ocultar este caso y sepultarlo. Desde luego, no ha perseguido el destino de esos seis millones de euros. Si fuera cierto que habían estafado al Ayuntamiento y Almeida no sabía nada, estoy segura de que al día siguiente de conocerlo habría ido a una comisaría o a la Fiscalía. Eso no ha sucedido porque Almeida sabe que con este caso se está jugando su carrera política.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

¿Puede acabar este caso con la carrera política del alcalde?

Está muy cerca de acabar con ella, Almeida lleva tres años ya siendo alcalde de Madrid y no ha sido capaz de poner encima de la mesa una sola idea, un sólo proyecto o una propuesta para la ciudad que alguien vaya a recordar. La segunda parte de la legislatura se la ha pasado directamente saltando de escándalo en escándalo porque los últimos meses han tenido que ver exclusivamente con su pelea en el PP y con cómo se han utilizado presuntamente las empresas públicas municipales para espiar a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Desde el caso de los espías hemos saltado al de las comisiones millonarias. Almeida lleva seis u ocho meses achicando agua que le entra en el barco de un mandato, que ya era perdido y que va camino de ser hundido. Eso puede tener consecuencias en una carrera política que nunca ha sido particularmente brillante pero que ahora está en sus horas más bajas.

“Este caso está muy cerca de acabar con la carrera política de Almeida”

Esto es una cuestión de “pillos”, según Alberto Núñez Feijóo. ¿Qué le parecen esas declaraciones del nuevo líder del PP?

Es un caso de sinvergüenzas y de gentuza porque sólo así se puede calificar a quien está pensando en embolsarse millones de euros en la situación tan complicada que estábamos viviendo. Hay unas declaraciones de Medina que dicen, con mucha tranquilidad, que “puede que haya gente que no le guste, pero sí, me he embolsado un millón de euros, por una llamada de teléfono”. Hay que tener mucho cuajo y estar muy distante de lo que se está viviendo para decir eso con esa tranquilidad. Nadie en Madrid puede decir eso, sólo un señorito, un privilegiado y amigo de los poderosos puede decir que una llamada de teléfono cuesta un millón de euros. Eso no es de pillos, es de sinvergüenzas.

Ese dinero viene de los impuestos de los madrileños, que lo trata gente que se autodefine como patriota y acaba fuera de España (el yate está matriculado en Gibraltar y los bonos fueron mandados por parte de Medina a Países Bajos). ¿Qué reflexión hace?

Hay un dicho: “Cuando algunos sacan la bandera, ten cuidado de llenar la cartera”. Pues es un buen ejemplo de este tipo de patriotas de banderitas, que se la ponen en la pulsera, pero lo que hacen es sacar el dinero fuera de España. En el caso de Medina, a los tres días del famoso correo “pa’ la saca”. Pues una vez que llegó a la saca, no era España, sino directamente Holanda. Desde luego es un ejemplo de patriotismo bastante discutible. A lo mejor hay menos que echarle la palabra España a unos u otros y tomarse más en serio este país.

Rita Maestre
Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

Se está celebrando de manera paralela una comisión sobre el supuesto espionaje a Ayuso, que fue la mecha que acabó con el liderazgo de Pablo Casado. ¿Existió ese espionaje pagado con las arcas públicas del Ayuntamiento?

Según las informaciones de la presidenta de la Comunidad, que es quien levanta este caso, ese intento de espionaje existió y se intentó hacer desde las empresas públicas de la ciudad, que tendrían que estar dedicándose a cosas como el transporte. Fueron plataforma desde la cual altos cargos del PP y puestos intermedios nombrados por Almeida utilizaron para ese espionaje. Una de las informaciones más relevantes es la que da el propio responsable de la agencia de espías, que dice que le cita un asesor de una concejala en el hotel Wellington y le dice que es un encargo de Génova pero que se va a pagar desde las empresas municipales. Son testimonios grabados, son hechos que se pueden discutir poco y de hecho casi nadie los ha desmentido. Lo que ha intentado hacer básicamente Almeida es culpar de todo esto sólo a una persona hasta antes de ayer su mano derecha, Ángel Carromero, que formaba parte no sólo del entorno, sino de la vida cotidiana del alcalde. Allí donde estuviera el alcalde estaba su mano derecha. De la noche a la mañana se convierte en un apestado, cabeza de turco, el único responsable de una trama de espionaje que evidentemente empezó mucho más arriba que él, concretamente en la dirección nacional del PP, de la que Almeida era el número tres -estaban Casado, Egea y él-.- Esas tres personas y muchas otras toman la decisión de investigar a la presidenta de la Comunidad, pero no asumen ninguna responsabilidad. Almeida ha quedado en ese sentido también muy tocado en su credibilidad, entre otras cosas dentro del PP. Se le ha percibido como un líder político muy cobarde, que se baja del barco en el último momento, cuando tiene asegurado el salto al siguiente barco. Le está pasando mucha factura fuera, pero también dentro de su propio partido.

“Las instituciones se pueden gestionar con honradez, el problema en Madrid es que quien no puede hacerlo es el PP”

El Ayuntamiento está envuelto en el escándalo del espionaje y de las mascarillas, ¿qué pasa con la institución? ¿Resta credibilidad delante de los ciudadanos?

Desde luego de lo que no se habla del Ayuntamiento de Madrid desde hace tres años es de ninguna cosa de las que tiene que hacer, como regular el transporte público, luchar contra la contaminación o garantizar que haya plazas en escuelas infantiles. Eso ha pasado a la historia, hemos tenido un alcalde que durante dos años ha sido portavoz del PP y durante este último año achicador de un barco que se hunde. Si el Ayuntamiento se convierte en un escenario más de las guerras de la corrupción, pues es muy posible y comprensible que la gente lo sienta como una institución lejana. Debería ser para mejorar la vida de la gente.

Hay caso mascarillas también en la Comunidad de Madrid, con Ayuso y su hermano. ¿Podría haber tráfico de influencias?

Nadie ha explicado, y desde luego Ayuso insultando a todos que no son ella tampoco, cómo se produjo ese contrato por parte de su hermano, por qué su hermano fue comisionista y mediador, qué valor aportaba una persona que no estaba en China ni en ningún lugar fuera de nuestras fronteras. También en este caso parece evidente que estamos hablando de las relaciones personales, familiares y cercanas entre quien hace dinero fuera de los gobiernos y quien tiene contactos dentro de los gobiernos del PP. Eso ha pasado en la Comunidad y en el Ayuntamiento, es una vergüenza, tanto quien estaba pensando en hacer casa como quien ha permitido que se hiciera. Y que cuando se descubre el pastel, en vez de dar explicaciones y ofrecer algún tipo de certeza o confianza, lo que hace es responder pegando patadas al resto. Es una estrategia del cazado, pero no le hace honor ni a la responsabilidad que tienen Ayuso y Almeida ni al dinero público que nos han robado de los impuestos.

Entrevista a Rita Maestre
Entrevista a Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

Hay otro actor imprescindible en el Ayuntamiento que es Cs, sin el cual no es posible una moción de censura. ¿Qué le parece la actitud de Begoña Villacís, que está muy indignada pero no se mueve para echar al alcalde?

Villacís tuvo una enorme oportunidad para parecerse mínimamente a un partido liberal de Europa. Esa oportunidad fue hacer alcaldesa de Madrid a la persona que había ganado las elecciones en la ciudad ampliamente, que era Carmena. Frente a ella, eligió a Almeida, al PP de Madrid y al señor Ortega Smith. Son sus aliados de gobierno, sin los cuales ella no sería vicealcaldesa. No sé si esas alianzas duran para siempre, pero ahora mismo está muy lejos de romperla. Es vergonzoso que alguien se indigne en público pero mantenga sus mismas alianzas en privado. Lo que sé es que si la derecha, que ahora está muy discutido, vuelve a sumar en la ciudad de Madrid, el puesto de Villacís lo va a ocupar una persona que quiere llevarse el Orgullo a la Casa de Campo para que no moleste o que cree que hay que sacar de la ciudad a las personas que no han nacido en ella. Se llama Ortega Smith. El corto plazo puede llevarnos a terribles resultados a medio, y ella será una de las responsables de eso.

Ha sido justo la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco en Valladolid, el primer gobierno autonómico de coalición entre el PP y Vox. ¿Qué le parece? ¿Es un primer paso para replicar el pacto a lo largo y ancho de toda España?

Desde luego, es el plan del PP. Claro y cristalino. Básicamente lo que nos viene a decir la extrema derecha, aquí como en el resto del mundo, es que sólo hay una forma de ser madrileño y español, que es la suya, y que todos los que no somos como ellos sobramos. Ellos definen los marcos de lo que se puede ser y el que está fuera se tiene que ir. Se tiene que volver al armario, se tiene que volver a casa si es mujer o tiene que dejar de pelear por condiciones laborales dignas. Es un país en el que sólo caben ellos y que se generan corrientes de odio para echar a los demás. Tan responsables son ellos, que son los impulsores, como quienes los normalizan, los meten en los gobiernos y le dan la segunda representación de Castilla y León. Es una responsabilidad directa del PP, que está manchando ya al nuevo presidente del PP y es una decisión o hito que miraremos en unos años con muchísima pena y tristeza.

¿Le da la sensación de que Feijóo sería capaz de hacerlo a nivel nacional y tener a Abascal de vicepresidente?

No tengo ni la más remota duda. Entiendo que aspirará, como cualquiera, a gobernar en solitario, pero eso en España es imposible. No existe un Gobierno del PP sin la extrema derecha, no hay números ni encuestas que lo den por válido. Querría esperar del señor Feijóo una actitud más madura, sensata y leal, no con el Gobierno de España, sino con España como país en un momento complicadísimo. Quiero creer que Feijóo representa una forma más madura de la política en comparación con el momento populista que ha vivido el PP. Pero en la primera posibilidad que ha tenido de hacer una cosa distinta, Feijóo no lo ha parado. Es una mala forma de comenzar.

“El caso del espionaje le está pasando mucha factura fuera, pero también dentro de su propio partido a Almeida”

Almeida tiene unos presupuestos aprobados por unos concejales escindidos de Más Madrid. ¿Lo considera un error?

Desde luego el transfuguismo nunca ha sido una buena forma de hacer política. Pactar los presupuestos de Almeida no creo que fuera el motivo de voto de ninguna persona progresista en 2019. Es una forma de pervertir la representación política. Almeida ha tenido mucho que ver con esto, ha alentado el transfuguismo. Falta poco para que llegue la sentencia.

Dentro de un año se estará ya de precampaña para las municipales. ¿Será usted la candidata?

Bueno, pues desde luego me presentaré dentro de Más Madrid para asumir esa responsabilidad de cara al conjunto de Madrid. En estos tres años no hemos hecho nada más que trabajar, de manera muy cotidiana, muy callejera, recorrer la ciudad de punta a punta cada día. Y de manera muy propositiva. Nos sentimos muy preparados para gobernar la ciudad de Madrid.

Entrevista a Rita Maestre
Entrevista a Rita Maestre
SERGI GONZÁLEZ

Una de las claves de que no gobernaran fue esa división de la izquierda. Ahora que se está escuchando ese proyecto de plataforma de Yolanda Díaz, ¿llegarán a algún entendimiento de cara a las municipales y a las generales?

Pues creo que hay que ver cada uno de los casos concretos, en qué lugares existen fuerzas políticas que suman y con proyectos en común. En el caso de la ciudad de Madrid es que la única alternativa, y lo están diciendo las encuestas, se llama Más Madrid en la ciudad y en la comunidad. Tenemos proyecto, fuerza y representación territorial, con capacidad para poner en marcha un proyecto que puede incorporar a mucha gente distinta y aliarse con mucha gente distinta. Pero con un objetivo muy claro y con un proyecto que llevamos desarrollando tres años, que no tiene mancha en el expediente y que ha aportado mucho a la política madrileña.

Fue uno de los rostros más conocidos del 15-M y uno de los centros de ese movimiento era la lucha contra la corrupción. Han pasado ya más de diez años, formó parte del equipo de gobierno. Seguimos hablando de corrupción en las instituciones madrileñas, ¿no se ha cambiado?

Fui la voz del gobierno más limpio que ha tenido la ciudad de Madrid, durante cuatro años no hubo ninguna mácula a pesar de todos los ruidos mediáticos del PP y de Cs, un gobierno que gestionó de forma limpia. Es un orgullo para mí y demuestra que se pueden gestionar las instituciones sin robar y sin quedarse dinero por el camino ni comprar yates ni tener bolsas con millones de dólares en el ático de tu casa. Las instituciones se pueden gestionar con honradez. El problema en Madrid es que quien no puede hacerlo es el PP. Ha sido el Partido Popular volver a las instituciones de Madrid y volver el uso partidista de los recursos públicos, Quien no puede estar tocando el dinero público es un partido que sólo lo entiende como una forma de enriquecerse.

José Luis Martínez-Almeida