INTERNACIONAL
01/03/2020 15:37 CET | Actualizado 02/03/2020 12:48 CET

Habitantes de Lesbos tratan de impedir el desembarco de una lancha con varios niños refugiados

La embarcación llevaba varias horas a la deriva. Además, un grupo ha agredido a miembros de una ONG y a periodistas.

El aumento de llegadas de migrantes desde Turquía a las islas griegas tras la apertura de la frontera por parte de Ankara ha elevado el crispado ambiente en Lesbos, donde grupos de habitantes intentaron hoy impedir el desembarco de refugiados de un bote y atacaron a voluntarios y periodistas.

Según indican varios medios locales, en el pequeño puerto de Thermi, al norte de la capital, Mitilene, varios vecinos increparon a los tripulantes de un bote que intentaban desembarcar y les exigieron que se volvieran a Turquía.

“Las fronteras están cerradas, ¿por qué habéis venido?, Marchaos de vuelta a Turquía”, les gritaron los vecinos, según se puede apreciar en un vídeo tomado por testigos y colgado en Twitter.

“Las fronteras están cerradas, ¿por qué habéis venido?, Marchaos de vuelta a Turquía”

Los habitantes atacaron también a periodistas que se encontraban en el lugar. A un reportero de la televisión alemana le golpearon en la cabeza y a otro griego le quitaron su cámara y se la arrojaron al mar.

La situación en las islas lleva tensa desde hace meses y en las últimas semanas ha habido numerosas protestas contra el Gobierno del conservador Kyriakos Mitstotakis por sus planes de abrir centros cerrados para albergar a un total de 10.000 migrantes.

A pesar de que el Ejecutivo ha insistido en que estos centros de internamiento sustituirán a los campos existentes, las autoridades y la población local temen que, si no hay una descongestión real de las islas, acabarán conviviendo ambos tipos de instalaciones.

Actualmente las cinco principales islas del Egeo griego albergan a más de 40.000 personas, en espacios diseñados para acoger unas 6.000. 

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE