INTERNACIONAL
11/01/2021 16:25 CET | Actualizado 11/01/2021 17:44 CET

Los demócratas inician el 'impeachment' contra Trump por "incitar a la insurrección"

Acusan al todavía presidente de poner "gravemente en peligro la seguridad de Estados Unidos".

ANDREW CABALLERO-REYNOLDS/AFP via Getty Images
Donald Trump, durante un mitin en Georgia (EEUU) el 5 de diciembre de 2020.

Los demócratas ya tienen todo listo para lanzar el segundo impeachment contra el todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “por incitar a la insurrección”.

Este es el cargo que el Partido Demócrata le imputa a Trump tras el asalto al Capitolio que él mismo fomentó entre sus partidarios el pasado miércoles. Este lunes han presentado ante el Congreso el texto de impeachment o juicio político con el que pretenden destituir al mandatario, y cuya votación se prevé para mediados de semana. 

En el texto, de un solo artículo, los demócratas acusan a Trump de “altos delitos y faltas” y de haber “participado en una insurrección o rebelión” contra el país, en contra de lo que dicta la 14ª enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Durante meses, “el presidente Trump emitió afirmaciones falsas en las que aseguraba que los resultados de las elecciones presidenciales eran producto de un fraude y no deberían ser aceptados”, señalan los congresistas demócratas, que reproducen frases literales de Donald Trump en los últimos meses, entre ellas: “Si no lucháis como locos, vais a dejar de tener un país”. 

Si no lucháis como locos, vais a dejar de tener un paísDonald Trump, a sus seguidores

Los demócratas aluden también a la llamada que hizo el mandatario el pasado 2 de enero al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensberger, en la que le pedía que “buscara 11.780 votos”, los suficientes para dar un vuelco a la victoria demócrata en el Estado.

“El presidente Trump puso gravemente en peligro la seguridad de Estados Unidos y de sus instituciones de Gobierno”, concluye la resolución. “Traicionó su confianza como presidente, para perjuicio del pueblo estadounidense”.

Algunos republicanos se plantean votar a favor

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dado un ultimátum al vicepresidente, Mike Pence, para que invoque la enmienda 25 de la Constitución, con la que destituirían a Donald Trump. Si Pence no responde en 24 horas, los demócratas presentarán su impeachment, convirtiendo a Trump en el primer presidente de la historia del país en ser sometido a dos juicios políticos durante su mandato.

De seguir la vía esperada, el Congreso, controlado por los demócratas, votará a favor del impeachment. El Senado, por su parte, está controlado por el Partido Republicano, y la última vez ya frenó la destitución de Trump, aunque en esta ocasión la situación es distinta. 

Algunos medios apuntan a la posibilidad de que el Congreso espere a que pasen los cien primeros días de Joe Biden como presidente antes de enviar al Senado la resolución de impeachment para que la debate y la vote.

Por lo pronto, varios republicanos han retirado ya su apoyo a Donald Trump. Además de la cadena de dimisiones dentro de su Administración, varios senadores de su partido han alzado la voz contra el presidente saliente. La senadora Lisa Murkowski pidió su dimisión, el senador Pat Toomey reconoció que había “cometido ofensas enjuiciables” y el senador Ben Sasse admitió que se estaba planteando la posibilidad de votar a favor del impeachment puesto que Trump había “incumplido su juramente en el cargo”.

Photo gallery Manifestantes pro Trump irrumpen en el Capitolio See Gallery