La OMS pide rastrear todos los contactos de los positivos por la viruela del mono

Y aislar a los pacientes sospechosos.
Un operario controla los registros de turistas ante la amenaza de la viruela del mono
Un operario controla los registros de turistas ante la amenaza de la viruela del mono
NurPhoto via Getty Images

La última amenaza sanitaria se conoce como la viruela del mono y ya tiene a los científicos de todo el mundo más que pendientes, por si el coronavirus fuera poco. Tras el contagio de varias personas en numerosos países de Europa (también España), África y EEUU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha subido su grado de alerta y ha pedido rastrear todos los contactos de los positivos, según recoge Europa Press.

El máximo organismo sanitario ha indicado al público en general y a los centros de médicos que se vigilen las erupciones cutáneas inusuales, el principal rasgo de esta infección. En caso de sospecha, la OMS remarca la necesidad de que los pacientes sean aislados.

La ausencia de contacto resulta fundamental para frenar la expansión de esta variedad de la viruela. Aunque su transmisión entre humanos es limitada, según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), “la transmisión es a través de saliva o excreciones respiratorias, o por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra. La excreción viral a través de heces y las relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición”.

En territorio europeo, la infección fue detectada en Reino Unido el pasado día 15, cuando dio el aviso. De ahí ya se ha extendido oficialmente a España, Portugal, Italia, Suecia o Francia. También está presente en EEUU y, al menos, cuatro países africanos: Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Nigeria.

En España, ante la confirmación de al menos ocho casos, aparte de los que hay en estudio, Sanidad ha comenzado las gestiones para adquirir miles de vacunas de la viruela convencional, ya que aún no hay ningún antiviral específico, como ha avanzado El País.

El virus suele provocar síntomas similares a los de la viruela, pero más leves. Los casos también pueden ser graves. La viruela se considera erradicada en todo el mundo desde 1980 tras una gran campaña de vacunación.

Los expertos sospechan que el patógeno que causa la viruela del mono circula en roedores—los monos son los llamados falsos huéspedes—. Según la OMS, los casos anteriores se debían normalmente a viajes a zonas de África Occidental y Central. La viruela del mono ha aparecido con más frecuencia en Nigeria en los últimos años. Desde 2017, se han notificado allí un total de 558 casos sospechosos. De ellos, 241 han sido confirmados y ocho personas han muerto.