ECONOMÍA
08/04/2020 16:08 CEST | Actualizado 08/04/2020 16:26 CEST

Los autónomos podrán cobrar el cese de actividad y otra prestación pública

El Gobierno modifica las condiciones de la ayuda para los trabajadores por cuenta propia afectados por la pandemia del coronavirus.

David Benito via Getty Images
Un repartidor de la tienda 'Carne Pedraza' de Alpedrete entrega comida.

Una pequeña victoria para los autónomos. El Gobierno de Pedro Sánchez ha rectificado las condiciones de la prestación por cese de actividad, el conocido como el paro de los autónomos, que el Ejecutivo puso en marcha a mediados de marzo para aquellos trabajadores autónomos que se vieran afectados por la crisis del coronavirus y por la declaración del estado de alarma.

A diferencia de lo que ocurría antes, la ayuda por cese de actividad se podrá cobrar a la vez que otras prestaciones de la Seguridad Social que ya estuviera percibiendo y que fuesen compatibles con el ejercicio de la actividad, por ejemplo, la pensión de viudedad o discapacidad.

La cuantía de esta prestación se corresponde con el 70% de la base de cotización. Como la mayoría de autónomos cotizan por la base mínima (944,40 euros), la ayuda son 661,08 euros.

La duración inicial de esta ayuda era de un mes, aunque ya se contempló su ampliación hasta el último día del mes en el que termine el estado de alarma. El Gobierno ha solicitado esta semana al Congreso una segunda prórroga del mismo hasta el 26 de abril a las 00:00 horas.

Más de 900.000 peticiones

Cerca de 900.000 trabajadores por cuenta propia han solicitado esta prestación a su mutua, según ha informado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones este miércoles a través de Twitter. En España, hay 3,2 millones de autónomos afiliados a la Seguridad Social.

Sin embargo, el departamento que dirige José Luis Escrivá todavía no ha facilitado el número de autónomos a los que ya se ha concedido esta ayuda.

Otra de las novedades es que se ha ampliado el plazo de solicitud del cese por actividad hasta el último día del mes siguiente al que finalice el estado de alarma. Si no hubiera más ampliaciones, se podría pedir hasta el 31 de mayo.

Estas modificaciones de la ayuda a los autónomos se han incluido en el real decreto-ley para la contratación de parados e inmigrantes en el campo, que el Gobierno aprobó este martes y que se ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

No tendrán que pagar la cuota

El BOE también ha recogido que aquellos autónomos que accedan ayuda no tendrán que pagar la cuota de autónomos a la Seguridad Social. La mayoría de los autónomos cotizan por la base mínima, por tanto, pagan una cuota de 283,31 euros al mes.

Tanto el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones como el Ministerio de Trabajo y Economía Social ya habían informado en diversas ocasiones de que los autónomos beneficiarios de esta ayuda no pagarían la parte proporcional de las cuotas de marzo y abril que se correspondieran a los días en los que ha estado en vigor el estado de alarma: del 14 al 31 de marzo y del 1 al 25 de abril -de momento-. Pero esta explicación no se había publicado en el BOE.

El periodo que el autónomo cobre la prestación por cese de actividad contará para la jubilación. “El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado, no existirá obligación de cotizar y no reducirá los periodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro”, señala el BOE.

Los requisitos se mantienen

Sí se mantienen los requisitos para acceder a la misma:

a) Estar afiliados a la Seguridad Social en el régimen de autónomos y en situación de alta el pasado 14 de marzo (fecha de entrada en vigor del estado de alarma).

b) Que la actividad haya quedado suspendida o cuya facturación del mes anterior a la solicitud se haya visto reducida un 75% respecto a la media de los seis últimos meses.

c) Estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social, o pagar esa deuda en un plazo de 30 días.

Las asociaciones de autónomos habían solicitado que la caída del 75% la facturación respecto al semestre pasado como requisito para acceder a la ayuda se redujera al 50%. Una petición que no ha sido atendida, aunque sí se ha flexibilizado ese periodo de facturación para los autónomos que trabajan en el campo o en el mar y en actividades culturales, puestos que estos grupos no tienen unos ingresos constantes durante todo el año.

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha lamentado que el Gobierno ha desaprovechado una oportunidad para ampliar el alcance de la protección para los autónomos. 

Esta asociación reclaman más ayudas para los autónomos de temporada del sector turístico, que cifran en unos 20.000 trabajadores, puesto que muchos de ellos no estaban dados de alta el pasado 14 de marzo cuando se decretó el estado de alarma, pero que tampoco podrán trabajar debido a que habrá menos turismo y, por tanto, menos contrataciones. 

Además solicitan que el cálculo de la pérdida de ingresos se realice a partir del 14 de marzo, en lugar de sobre el mes de marzo completo. Esto se debe a que la actividad económica se mantuvo estable durante los primeros días de marzo, tal y como se pudo comprobar con los datos del desempleo