INTERNACIONAL
24/07/2019 15:33 CEST | Actualizado 24/07/2019 18:23 CEST

Mueller confirma que no exoneró a Trump del delito de obstrucción

El fiscal también sostiene que, cuando deje el cargo, el presidente de EE UU podría ser juzgado por obstruir a la justicia.

 

Más de tres horas respondiendo a las preguntas de los 41 representantes de la Comisión Judicial del Congreso estadounidense. El ex fiscal especial Robert Mueller ha prestado testimonio este miércoles, desde las 8 de la mañana hora local, para aclarar si Donald Trump cometió algún delito en la conocida como trama rusa

Mueller se resistía a testificar, prometiendo que su testimonio se limitaba al contenido del informe sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 que hizo público el pasado mes de abril. No obstante, el ex fiscal ha respondido a varias preguntas que confirman que, con su informe, no eximió al presidente estadounidense, Donald Trump, del delito de obstrucción a la justicia.

—"¿Exoneró totalmente al presidente?" —"No"

El representante demócrata Jerry Nadler ha ido directo al grano con su pregunta al ex fiscal: ”¿Exoneró totalmente al presidente?”. “No”, ha contestado Mueller rotundamente.

“¿Podría ser el presidente juzgado por delitos de obstrucción de la justicia cuando deje el cargo?”. “Así es”, ha respondido el veterano fiscal con gesto serio.

La estrategia de los demócratas ha consistido en realizar afirmaciones clave que aparecen en el informe seguidas de la pregunta ”¿correcto?”. A lo que Mueller ha tenido que responder afirmativamente pese a resistirse a profundizar más. 

“Su investigación encontró pruebas de que el presidente Trump tomó medidas para acabar con la investigación especial. ¿Correcto?”, ha planteado el demócrata Hakeem Jeffries. “Correcto”, ha confirmado Mueller.

“El presidente Trump dijo a [el asesor de la Casa Blanca] Don McGahn: ‘Mueller tiene que irse’. ¿Correcto?”, ha insistido Jeffries. “Correcto”, ha dicho Mueller sobre su despido.

Las mentiras y Trump

La demócrata Val Demings ha preguntado a Mueller por los testigos que mintieron en su investigación y que, de algún modo, la obstaculizaron. “Las mentiras de los funcionarios de la campaña de Trump y de la Administración impidieron su investigación”, ha señalado. “En general, estoy de acuerdo”, ha replicado Mueller, escueto.

Mientras tanto, Trump, que aseguró que no seguiría la audiencia, escribía sin descanso en Twitter para negarlo todo, como se ha empeñado en hacer hasta ahora.

En un sala atestada de gente y de cámaras, los motivos del interés que generaba este testimonio varían según la persona. Los demócratas esperaban que Mueller explicara por qué no presentó cargos a pesar de las pruebas condenatorias descritas en el informe de 448 páginas para el que se llevó a cabo una investigación de dos años.

Los republicanos, disconformes

Los representantes del Partido Republicano, por su parte, apuntan a la presunción de inocencia del presidente y atacan el trabajo hecho por el exfiscal con la intención de desacreditarlo. Según el republicano Steve Chabot, esta es una estrategia de los demócratas para iniciar el proceso de impeachment contra Donald Trump. 

Mueller es famoso por ser parco en palabras y ha reiterado en varias ocasiones que ya está todo dicho con el informe. No obstante, en ese mismo texto señala que el público estadounidense no comprende completamente el alcance y las consecuencias de la campaña de Rusia para entrometerse en las elecciones, y presenta en detalle 10 casos en los que Trump supuestamente trató de obstruir la investigación.

Al mismo tiempo, Mueller ha afirmado en varias ocasiones que le era imposible recomendar cargos contra Trump porque las reglas del Departamento de Justicia (la fiscalía general de la nación) le prohibían presentar cargos penales contra un presidente en funciones.

Photo gallery Protestas anti-Trump See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD