Sánchez, Scholz y la Eurocámara meten presión a Macron para que el MidCat opere en 2025

Para Sánchez, la interconexión pirenaica es "el único modo de conseguir un mercado eléctrico europeo integral".
|
Pedro Sánchez y el canciller Olaf Scholz en Galicia.
Pedro Sánchez y el canciller Olaf Scholz en Galicia.
MIGUEL RIOPA via Getty Images

El MidCat aún no está descartado. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo alemán, Olaf Scholz, han vuelto a reclamar, durante su encuentro de este miércoles en Galicia, la construcción del gasoducto para que esté operativo en el año 2025. Además, han instado a todas las partes involucradas a negociar. De este modo, ambos gobiernos han elevado la presión sobre el presidente de Francia, Emmanuel Macron, principal detractor del proyecto.

Durante su intervención ante los medios, Sánchez ha dejado caer que Europa no puede aprovechar todo el potencial que tiene España, y la Península Ibérica en general, por “la falta de interconexiones” con el resto del continente.

“Es el único modo de conseguir un mercado eléctrico europeo integral”, ha asegurado el presidente sin mencionar públicamente el nombre del proyecto ni el de Macron.

Posteriormente, durante las preguntas de los periodistas, ha recordado que España y Portugal no están integrados en el mercado energético y ha insistido en que “las interconexiones son un compromiso asumido”. Además ha asegurado que el proyecto pirenaico daría “mayor tranquilidad” a todos los europeos al tener más alternativas.

También ha destacado que el corredor serviría para transportar el hidrógeno verde por el que España lucha para convertirse en potencia exportadora.

“Creo que es algo que no compete a una cuestión bilateral sino que es un desafío y un compromiso europeo”, ha expresado Sánchez.

Por su parte, el canciller alemán sí que se ha referido directamente al MisCat y ha insistido en su apoyo incondicional y ha defendido que el gasoducto “podría conectar España con Europa para transportar hidrógeno verde”. “Nos hacen falta más interconexiones”, ha solicitado.

Previamente, ambos países han acordado un plan de acción conjunto que han firmado, al que ha tenido acceso Europa Press, y en el que señalan que la construcción de un gasoducto que cruce los Pirineos es de “crucial importancia” y mencionan el año 2025 como la fecha en la que debería estar en funcionamiento.

Así, han señalado que este es el modo de lograr un “verdadero y robusto” mercado interno de la energía en la Unión Europea, acelerar la transición verde y reforzar la autonomía estratégica de la UE. “Las necesarias conversaciones deben incluir a todas las partes involucradas, además de la Comisión Europea”, aprece en el texto.

En este sentido, las partes han añadido que seguirán presionando para aumentar la interconexión energética de la Península Ibérica con el resto de Europa para aumentar su contribución a la seguridad del suministro en toda la Unión Europea.

“Somos europeístas por convicción y ahora cuando más se necesita, España está dispuesta a ayudar”

- Pedro Sánchez

La Eurocámara se suma a la presión

El tema también se ha tratado en el pleno de este miércoles del Parlamento Europeo donde se ha avalado una reforma del mercado eléctrico que contemple limitar el impacto del gas en el precio de la electricidad, algo de lo que España ya se beneficia por la llamada “excepción ibérica”, y que también ha mencionado específicamente la interconexión energética pirenaica para aliviar la presión de precios en empresas y consumidores.

La Eurocámara ha incluido una mención directa al gasoducto MidCat y han subrayado que crear un mercado único de la energía plenamente integrado con este tipo de estructuras “aliviaría la presión sobre los precios (...) a corto plazo, y conllevaría la independencia energética y la resiliencia a largo plazo”.