INTERNACIONAL
01/06/2021 18:00 CEST | Actualizado 01/06/2021 22:51 CEST

Brahim Ghali abandonará España esta noche en un avión oficial argelino desde Pamplona

Mientras tanto, Marruecos sigue criticando al Gobierno español.

picture alliance via Getty Images
Brahim Ghali. 

El secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, abandonará España esta noche en un avión oficial argelino desde el aeropuerto de Pamplona, según fuentes consultadas por Europa Press.

Ghali ha abandonado sobre las 21,30 horas el Hospital San Pedro en Logroño, donde estaba ingresado desde el 18 de abril, para ser tratado de COVID-19, según fuentes a las que ha tenido acceso Europa Press.

El líder saharaui, que esta misma mañana ha declarado desde el hospital riojano, de forma telemática, ante la Audiencia Nacional, habría abandonado el centro hospitalario de forma discreta.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que la “atención humanitaria” al secretario general del Polisario, Brahim Ghali, “ha concluido” y ha aclarado que saldrá en las “próximas horas y momentos”.

“No tiene más sentido que permanezca en España. La atención humanitaria ha concluido”, ha asegurado en una entrevista en TVE.

Un avión argelino sobrevuela España

Mientras Gali declaraba ante el juez esta mañana, un avión oficial argelino ha intentado aterrizar en España sin los permisos requeridos, por lo que tuvo que dar la vuelta y regresar a su lugar de origen, incidente que llamó la atención al coincidir con la vista ante el juez. 

Según la información de la traza radar de ese avión, comprobada por Efe en varias webs de navegación aérea, un aparato modelo Gulfstream G-IV despegó sobre las 09.30 hora local (11.30 horas GMT) de un aeródromo militar argelino al sur de Argel, pero al alcanzar las costas de la isla de Ibiza dio media vuelta y regresó a su origen. Fuentes de Enaire, gestor de navegación aérea española, explicaron a Efe que se trataba de un “un jet de Estado”, un avión diplomático.

Según estas fuentes, los controladores de Baleares recibieron instrucciones de controladores militares para pedir a un avión que venía de Argelia que se retirara del espacio aéreo español porque no tenía permiso para sobrevolarlo, tras lo que el avión se dio media vuelta.

La ruta que seguía el avión hasta que dio la vuelta era compatible con un aterrizaje en el aeropuerto de Agoncillo-Logroño.

Su recuperación es buena

Gali permanece ingresado en el hospital San Pedro de Logroño desde hace un mes cuando fue hospitalizado por COVID-19, aunque su recuperación es buena y le ha permitido declarar esta mañana por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional española Santiago Pedraz en el marco de dos querellas por presuntos delitos de lesa humanidad, genocidio, torturas y otros.

Pedraz rechazó una vez más enviar a prisión provisional o retirar el pasaporte al líder del Frente Polisario al considerar que no hay “riesgo de fuga alguno” ni “elementos siquiera indiciarios” para creerle “responsable de delito alguno”.

Montero quiere “normalizar”

No obstante, la ministra precisó que el Gobierno español entiende que cuando Gali se recupere de la covid-19 abandonará España, como se prevé que haga

El Ejecutivo español confía en que baje la tensión con Marruecos y en que la “alta diplomacia juegue el papel que debe jugar” para que se restablezcan la “normalidad” y las buenas relaciones.

“España quiere y desea una buena relación con Marruecos, no solo por la vecindad sino por relaciones comerciales”, ha asegurado Montero.

Por eso ha hecho un “llamamiento a que la alta diplomacia juegue el papel que debe jugar en este conflicto y que sea definitiva la normalización de relaciones con Marruecos”.

Mohamed VI habla de los menores no acompañados

Pero nada más lejos de normalizar las relaciones. El rey Mohamed VI de Marruecos ha dado instrucciones esta tarde para que los ministerios del Interior y de Exteriores del reino solucionen el problema de los menores no acompañados marroquíes que se encuentran en España y en otros países de la UE, según ha informado en un comunicado Rabat, que ha acusado a España de usar este asunto como “coartada” en la crisis actual y ha vuelto a avisar de eventuales “respuestas”.

 

Según ha explicado el Ministerio de Exteriores marroquí en un nuevo comunicado, el tercero en 24 horas, el monarca ha reiterado sus “instrucciones” a ambos departamentos para que “la cuestión de los menores marroquíes no acompañados que se encuentran en situación irregular en algunos países europeos se resuelva definitivamente”.

Mohamed VI “había subrayado en numerosas ocasiones, incluso ante jefes de Estado extranjero, el compromiso claro y firme del reino de Marruecos de aceptar el retorno de los menores no acompañados debidamente identificados”, ha sostenido Rabat.

“Mecanismos de cooperación”

El Gobierno marroquí resalta que hay “mecanismos de cooperación” con países como España o Francia, que han permitido “el retorno de varias decenas de menores” y se exime de cualquier culpabilidad en la lentitud constatada en el proceso, que vincula “esencialmente a los bloqueos en los procedimientos complejos en algunos países europeos”.

Además, asegura que Marruecos es el primer país afectado por las actividades de “ciertos círculos de la sociedad civil, incluso redes criminales, que usan como pretexto las pretendidas condiciones precarias de los menores para instrumentalizarles”.

Así las cosas, el Ministerio de Exteriores marroquí asegura que el país “está dispuesto a colaborar, como siempre ha hecho, con los países europeos y la UE, para resolver esta cuestión” y confía en que estos “sepan superar las limitaciones procedimentales para facilitar esta operación”.

Una advertencia a España

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores marroquí ha vuelto a aprovechar para criticar al Gobierno español, lamentando que “la cuestión migratoria, incluida la cuestión de los menores no acompañados, sea utilizada como coartada con el fin de evitar las verdaderas causas de la crisis política actual con España, cuyo origen y fundamentos son bien conocidos”.

“Las autoridades marroquíes se reservan el derecho de aportar, en el momento oportuno, las respuestas adecuadas a las acusaciones infundadas del Gobierno español”, concluye el comunicado, amenazando una vez más con consecuencias como ya hiciera el pasado 8 de mayo antes de que se produjera la llegada masiva de migrantes a Ceuta el 17 y 18 de mayo tras relajar Marruecos los controles fronterizos.

Rabat insiste así en sus críticas a las declaraciones realizadas la víspera por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien tachó de “inaceptable” el último comunicado marroquí ―en el que vino a equiparar la cuestión del Sáhara Occidental con el independentismo catalán― y rechazó que se usara la inmigración como represalia por divergencias en materia de política exterior entre los dos países.