INTERNACIONAL
29/05/2019 11:01 CEST

Una madre de Gaza, separada seis meses de su bebé recién nacida porque Israel no expide un permiso

La mujer dio a luz a trillizos, dos de los niños murieron y fue a la Franja a enterrarlos. Cuando quiso regresar a Jerusalén para cuidar de su niña se lo impidieron.

d3sign via Getty Images

Esta es una historia extraordinariamente dura y extraordinariamente corriente, sólo un ejemplo de lo que sufren los ciudadanos de Gaza cada día a causa del bloqueo impuesto por Israel. Es la historia de Shahad, una bebé que lleva desde que nació separada de su madre por culpa de un permiso burocrático. 

El pasado enero, una mujer residente en la franja palestina lograba uno de los escasos permisos que concede el Ejército de Israel para cruzar a Jerusalén, a una hora en coche, y ser atendida en un hospital. Necesitaba una cirugía urgente porque estaba embarazada de trillizos y en Gaza el tratamiento es muy precario para una intervención de ese calado. 

La paciente ingresó en el hospital Makassed de Jerusalén Este, alumbró a sus tres hijos y vio cómo a las pocas horas dos de los bebés morían por complicaciones. Eran los dos varones. Le quedaba viva una niña, Shahad. La mujer regresó a Gaza para enterrar a sus hijos, dejando a la pequeña en cuidados intensivos, pero cuando quiso regresar a Jerusalén ya no le dieron permiso. 

Según ha informado el Canal 13 israelí, ahora, casi seis meses más tarde, se podrá producir el reencuentro entre la madre y la hija, aunque se desconoce la fecha exacta. Todo, gracias a la presión mediática sobre el caso. Desde el COGAT, el departamento israelí que concede los permisos, sostienen que la petición de paso que recibieron era defectuosa y por eso la denegaron, añade el diario The Times of Israel.  

La niña ha estado todo este tiempo hospitalizada, aunque ya últimamente no necesitaba cuidados médicos, porque no tenía con quién irse. Algunas vecinas y enfermeras han estado cuidando de ella en estos meses, aunque los médicos insisten en la necesidad del contacto materno para la recuperación de los recién nacidos. Hasta ahora, sus padres sólo han podido ver a la cría por videollamadas. 

Desde el Makassed informan de que este caso no es, en absoluto, excepcional, ya que cada mes tienen entre uno y tres niños de Gaza que son hospitalizados sin sus padres. 

Ya en 2017 surgió un caso similar al de Shahad, el de otra bebé llamada Maryam, que nació con dos meses de antelación y cuya madre también quedó atrapada en la franja al ir a su casa para ver a sus otros hijos. 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Así quedó Gaza tras la ofensiva israelí de 2014 See Gallery

ESPACIO ECO