BLOGS
18/06/2012 17:24 CEST | Actualizado 18/08/2012 11:12 CEST

El día en que conquistaremos el mundo en bici

La bicicleta es la mejor forma de transporte para ahorrar dinero, ahorrar en el gimnasio y además no contamina.

En un futuro no muy lejano los ciclistas vamos a conquistar el mundo. Avisados quedáis. No importa cuán difícil nos lo pongan los políticos, ni que incomprensiblemente se dediquen a borrar carriles bici nuevos (como ha ocurrido en Palma de Mallorca hace unos meses). No, si después de todos mis "sermones" ayer conseguí que mi padre por iniciativa propia se fuese a hacer recados en bici, os vamos a conquistar.

La bicicleta es la mejor forma de transporte para ahorrar dinero, ahorrar en el gimnasio y además no contamina. Y ahora que os escribo desde Londres, ciudad olímpica este 2012 y en la que el abono transporte mensual cuesta más del 100 libras y el semanal unas 30, estamos hablando de mucho ahorro. Sin embargo, aquí en cada pedalada corres el peligro de ser degollado por el retrovisor de un autobús de dos plantas, corres el peligro de ser arrollado por un taxista hostil... No es por tanto de extrañar que existan campañas en pro de la seguridad de los ciclistas como grupos como London Cycling Campaign y que cada vez haya más gente que opte por este medio de transporte como parte de un estilo de vida más saludable, barato y sostenible.

Foto: SEAN COMISKEY.

Y un claro ejemplo de este nuevo "frikismo" bicicletil es el café-bar-taller Look Mum no Handssituado en el oeste en uno de los barrios más animados y modernos de Londres, Islington. La tienda/café fue inaugurada en abril de 2010 y su temática gira en torno a un tema central: La afición por la bicicleta no sólo como deporte sino también como parte de un estilo de vida. Con los más de 6.000 seguidores con los que cuentan en Twitter, parece que se trata de algo más que una moda pasajera.

Foto: SEAN COMISKEY.

Flores, smoothies, ensaladas, cafés, cerveza, muffins, ruedas colgando del techo, cojines con estampados de bicicletas, bicicletas de diseño mirando por las ventanas, camisetas de estilo ciclista-vintage y precios asequibles... Un sitio perfecto para ir a comer, tomar algo o trabajar, ya que la mesa-barra que da a la ventana tiene enchufes y el wifi es gratuito.

Pero no queda ahí, lo mejor es que existe también un taller/tienda de reparación de bicicletas y a lo largo del mes se puede asistir a talleres donde aprender a reparar una bicicleta.

Foto: SEAN COMISKEY.

¿Más? Sí, y es que como ya vengo diciendo Look mum no hands no es sólo un café o un bar, sino que es un concepto, una comunidad para aquellos que comparten el pensamiento de que una forma de vida urbanita más sostenible es posible. En su página web se puede consultar el calendario de actividades: noches de cine, tardes de mercadillo donde vender o comprar bicicletas, piezas u objetos de segunda mano, talleres para tejer o incluso lanzamientos de libros.

Foto: SEAN COMISKEY.

Y hablando de lanzamientos de libros, hace unas semanas estuve en el alto que hizo en la capital inglesa el blogger Bike Snob NYCcon el fin de promocionar su nuevo libro The Enlightened Cyclist. El libro habla de aquellos problemas a los que nos exponemos todos aquellos que no somos Contador pero que por diversas razones hemos decidido ir a trabajar y/o movernos en bicicleta. Problemas que por lo visto parecen universales; conductores desconsiderados, puertas de coches abiertas de par en par, peatones e incluso otros ciclistas. ¿Os suenan?

El autor tiene claro cómo hacer frente a estos problemas y lo comparte con buenas dosis de autocrítica y mucho sentido del humor. Y es precisamente esa capacidad para ridiculizar cualquier tipo de situación, persona, cosa o a sí mismo, que ha hecho crecer la popularidad de este blogger en EEUU como la espuma, llegando a tener cientos de comentarios en sus posts y más de 26.000 seguidores en Twitter.

Así que tanto escépticos como convencidos: cada vez somos más los que nos movemos en bici y no es una moda pasajera, sino que hemos llegado para quedarnos y seguiré dando pruebas de ello.

ESPACIO ECO