marca-espana

Ve a nuestra portada   ‘E’ de Empresa; ‘S’ de Sol; ‘P’ de Patrimonio; ‘A’ de Arte; ‘Ñ’ como homenaje a la lengua española
Si alguna vez has pensando en hacerle un homenaje a la tapa, ese aperitivo que acompaña nuestras cañas de antes de comer
El lunes 29 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Tapa. Todo un logro para la tapa, ese originalmente pequeño pedazo
pabloQue Podemos sea de izquierdas incomoda naturalmente a la derecha. Pero no solo, también incomoda a la izquierda establecida. Incomoda a los que piensan que tienen el monopolio de la izquierda. El modelo asambleario, de cierta democracia directa incomoda bastante a los profesionales de la política.
Frío al comienzo, el debate se encendió ante el optimismo de alguno sobre la situación del paro, la situación en Cataluña o la lucha contra los paraísos fiscales. En el plató de TVE sólo una mujer... la directora del programa, María Casado.
Hemos regalado al inglés un ámbito que no le corresponde. Y no porque dicha lengua deje de ser fundamental, sino porque en un espacio como Eurovisión no hay razón alguna para ello, máxime habida cuenta de que la diversidad es el atributo clave de la Europa cultural.
En España el vendedor tiene algo de cainita, de caradura. No vender transmite abolengo e hidalguía. He conocido unos cuantos que han acabado en las administraciones locales cobrando casi la mitad que en su anterior trabajo pero que "al menos no tenían que vender".
Desde hace mucho tiempo hemos ido por todas partes explicándolo: cómo lo hicimos, cómo lo hicimos en esta Federación LGTB para conseguir las leyes de la igualdad y de la dignidad para nuestro colectivo... Conseguirlas fue la utopía que soñamos y por la que luchamos.
Se ha conseguido, como quería Arias Cañete, evitar que el primer grupo aceitero mundial cayera en manos del Fondo Estratégico Italiano respaldado por un fondo de inversion Qatarí. La victoria es relativa: aceite español vendido con nombre italiano cuyos beneficios son para un fondo británico.
No deja de ser sintomático que el padel haya logrado una alta popularidad en España durante la década larga de burbuja inmobiliaria. Y no ha sido sólo porque la pista de padel, el gimnasio y el servicio privado de seguridad se convirtieran en el nuevo símbolo de estatus de las clases medias.