NOTICIAS

Los periodistas de 'El Mundo' y 'Marca' no podrán decir en Twitter y Facebook cosas "antagónicas" a los intereses de la empresa

03/10/2012 14:19 CEST | Actualizado 03/10/2012 14:26 CEST
Gtresonline

"Sentido común" suele ser la regla no escrita que se establece entre periodistas y sus empresas a la hora de usar redes sociales, pero hay medios de comunicación, muchos en el extranjero y ahora también en España, que han empezado a detallar cómo pueden -y cómo no pueden- usar sus periodistas en plantilla redes sociales. Unas recomendaciones que, más allá del lógico "no dar exclusivas" por Twitter o Facebook, hay quien insta a no realizar ninguna crítica o autocrítica a las compañías de las que son empleados ni tampoco abundar en "la vida personal".

Lo hizo la Agencia Efe el pasado diciembre y ahora, según ha publicado la Asociación de la Prensa de Madrid, lo hace Unidad Editorial (que edita El Mundo, Marca, Expansión y Telva, entre otros), en una circular interna a sus empleados en la que avisa que éstos “deberán cerciorarse de que sus informaciones y opiniones no representan un claro antagonismo o son perjudiciales para los intereses de su cabecera”.

En esta nota interna, según la APM, que no hace mención a sanciones en caso de incumplimiento de esta normativa, figura que la falta de unas líneas de la dirección para regular el uso de las redes sociales por parte de su plantilla ha provocado que “las intervenciones de los profesionales en las redes sociales no vayan siempre en sintonía con los intereses de las publicaciones para las que trabajan”.

“Es importante que antes de emitir cualquier juicio lo pongamos en relación con los principios fundacionales de nuestras publicaciones, su línea editorial o planteamiento informativo que se siga en cada caso”, añade en la nota la "dirección", según recoge la web de la APM. También ha indicado al personal de sus redacciones que no debe usar redes sociales durante las horas de trabajo “si no es con fines exclusivamente profesionales" y señalan que Unidad Editorial considera “inapropiado entrar en debates estériles, responder a provocaciones o abundar en cuestiones personales” en redes sociales.

Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, buque insignia de Unidad Editorial, es asiduo a Twitter, donde tiene más de 121.000 seguidores y en el que mantiene un animado feedback con los lectores, con debates (estériles o no, según cada uno) y que enlaza a noticias principalmente de Unidad Editorial. También hace comentarios personales a la actualidad informativa, al igual que otros directivos.

Según la APM, la nota de Unidad Editorial pide a sus empleados que eviten “aportar informaciones en las redes sociales que no estén completamente contrastadas, de igual manera que lo harían antes de publicarlo en su propio medio”. Y señalan también que “no podrán adelantar contenidos de las publicaciones de Unidad Editorial, mucho menos si son propios o exclusivos, a no ser que forme parte de una estrategia de comunicación pactada con la dirección editorial”.

TWITTER Y FACEBOOK "PARA PROYECTAR CONTENIDOS"

El comunicado apunta que estas consideraciones son un paso previo "a una regulación adecuada y al establecimiento de un código ético para el conjunto de los empleados de la compañía”. En la nota se anima a los periodistas a usar Twitter y Facebook porque "es es de capital importancia para potenciar la proyección de nuestras cabeceras y la divulgación de sus contenidos” y porque Unidad Editorial considera que "las redes sociales constituyen por su propia esencia una inmejorable herramienta de comunicación y de contacto con los ciudadanos”.

La American Society of NewsEditors (ASNE), que agrupa a los editores de noticias en Estados Unidos, también tiene su propia guía, pero hace hincapié en la sensatez y en "identificarse siempre como periodista" y ser "transparente y admitir los errores que se cometan en internet", así como mantener fuera de redes sociales informaciones "internas confidenciales". Muchos medios anglosajones tienen también sus propias guías, como la BBC, que pide por ejemplo mostrar imparcialidad y no criticar a otros compañeros pero si permite "hacer comentarios sobre la BBC y el trabajo propio siempre y cuando el nombre o el título de la cuenta no contenta BBC de ninguna forma".

SISTEMA DE AUTORIZACIÓN DE CUENTAS EN EFE

La Agencia de noticias EFE sólo admite que sus periodistas indiquen en sus cuentas que trabajan para su medio si antes han sido autorizadas por la empresa y en la guía se deja quedaba claro que no gustaba que sus periodistas se hicieran eco de enlaces ajenos a EFE. Estas son algunas de sus normas:

La apertura de cuentas profesionales será voluntaria. Como ya ocurre con las direcciones de correo electrónico, estas cuentas

serán “oficiales” y por tanto el propietario de las mismas será la Agencia EFE, aunque en el perfil de las mismas figure una

persona física o titular.(...)

Los trabajadores que deseen contar con una cuenta profesional deberán solicitarlo por escrito a su inmediato superior jerárquico. (...)

Se aconseja especial cuidado antes de compartir un enlace ajeno a EFE, ante la posibilidad de que pueda interpretarse como un respaldo de EFE o del titular de la cuenta al contenido de dicho enlace, poniendo en peligro la independencia y el prestigio de la Agencia. (...)

En las cuentas profesionales no deben incluirse comentarios sobre la vida personal de sus titulares