TENDENCIAS

Banksy en Nueva York: cámara oculta sobre cuánto vende su obra cuando no se oferta como "Banksy" (VÍDEO)

14/10/2013 10:56 CEST | Actualizado 14/10/2013 18:43 CEST

El grafitero más famoso del mundo acaba de dar una curiosa lección sobre cómo funciona el mercado del arte. Banksy, en Nueva York estos días, ha realizado una curiosa acción: poner a la venta en un puesto en Central Park originales de sus obras (estaban firmadas y autentificadas, pero no se exhibían como 'banksys') y comprobar cuánto vende sin el escaparate de su fama.

Lo que ocurrió en el puesto de venta de originales de Banksy en Nueva York, grabado con cámara oculta este domingo y recogido en el vídeo Art Sale ("subasta"), es una lección sobre cómo funciona el mercado del arte y la importancia de una firma para valorar una obra. En un día y pese a tratarse de gangas, su puesto sólo facturó 420 dólares (poco más de 300 euros), gracias a tres clientes, y con regateos al tendero incluidos.

El grafitero más cotizado del siglo XXI, cuya identidad nunca ha sido revelada y que está pasando un mes en Nueva York realizando una pieza diaria de arte callejero, ha hablado del mercado del arte en una entrevista a petición del propio artista en Village Voice, a través de correo electrónico. "El éxito comercial es un fracaso para un grafitero", dijo, asegurando que se plantea dejar de exhibir en galerías de arte y formar parte de los lotes de subastas, según recoge EFE.

"Empecé pintando en la calle porque era el único espacio que me permitía exponer. Ahora tengo que seguir pintando en la calle para demostrarme a mí mismo que no era una estrategia cínica", ha afirmado.

BANKSY EN NUEVA YORK, A TRAVÉS DE SU INSTAGRAM

Estos días realiza en Nueva York un grafiti diario por los distintos barrios de la ciudad, a los que él da el certificado de autenticidad publicando sus fotos en su cuenta de Instagram. El mes de actividad anónima de Banksy en las calles neoyorquinas va acompañado de un número de teléfono gratuito al que llamar para tener una guía sonora de las actividades del artista, similar a las guías de los museos. El periplo no comenzó con buen pie: no todas sus obras han sido respetadas.

Banksy, a quien se le dedicó el documental nominado al Oscar Exit Through the Gift Shop, es autor de imágenes sumamente populares como la de dos policías británicos fundiéndose en un beso o un manifestante lanzando un ramo de flores a modo de cóctel molotov. Precisamente, este último grafiti se subastó en junio en Londres y alcanzó la cifra de 163.000 libras esterlinas (194.000 euros).

El siguiente paso fue crear un vídeo de YouTube, que en cinco días ha superado los cinco millones de visitas. En él, unos terroristas islamistas matan a Dumbo con un misil. "En vez de parecer 'amateur', esto parece un vídeo intentando ser 'amateur' y fracasa", dice uno de los comentarios.

Banksy en Nueva York: FOTOS

ESPACIO ECO