ECONOMÍA

La receta de la CEOE: jubilación a los 70 y menos prestación por desempleo durante más tiempo

21/10/2013 13:16 CEST | Actualizado 21/10/2013 13:21 CEST
EFE

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), el 'think tank' de la CEOE, apuesta por aumentar la edad de jubilación hasta los 70 años y establecer un periodo mínimo de cotización de 40 años para poder cobrar el 100% de la pensión.

Así lo ha señalado el presidente del organismo y también presidente de la Comisión de Economía de la patronal, José Luis Feito, en una rueda de prensa para presentar un análisis de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014.

Como ya destacara la pasada semana el presidente de la CEOE, Juan Rosell, los Presupuestos para el próximo año consignan un incremento de este gasto del 4,9%, un avance que Feito ha tildado de "insostenible". "El envejecimiento se va a acentuar muy rápido y las nuevas pensiones son muy superiores a la pensión media", ha ahondado.

Por ello, desde IEE se considera necesario "intensificar y acelerar" la reforma de las pensiones, combinando la formulación del factor de sostenibilidad y profundizando en la reforma paramétrica de 2011 para buscar una mayor proporcionalidad entre lo que se cotiza a lo largo de la vida laboral y la pensión que posteriormente se cobra, lo que se denomina contributividad.

El IEE apuesta por elevar esta edad a los 70 años, dado que la esperanza de vida es cada vez mayor, y por elevar en paralelo otros cinco años el tiempo de cotización necesario para poder cobrar el 50% y el 100% de la pensión, hasta los 20 y los 40 años, respectivamente.

Estos cambios, según Feito, "se deberían haber hecho hace mucho tiempo" y son incluso más importantes que la nueva fórmula de actualización de la cuantía de las pensiones, porque se dirigen a corregir problemas estructurales del sistema de pensiones.

MENOS PRESTACIÓN POR DESEMPLEO, MÁS TIEMPO

Por otro lado, Feito ha abogado por recortar la prestación por desempleo, sobre todo en los primeros meses, a cambio de alargar el periodo de cobro de la prestación a los parados de larga duración. De esta forma, si el desempleado encontrase trabajo en los primeros meses, habría cobrado menos que actualmente.

De este modo, el IEE entiende que la reducción del gasto sigue siendo necesaria para apuntalar la consolidación fiscal y reducir el endeudamiento público dada la fragilidad de la recuperación.

Feito cree que hay un "margen significativo" de reducción de gasto en el empleo público. Sin especificar, ha señalado que en los últimos años se han creado 300.000 empleos en el sector público y que durante la crisis se han destruido 150.000 de ellos.

Por el lado de los ingresos, el IEE no ve margen para seguir subiendo los impuestos y propone una reforma fiscal que haga más competitivas a las empresas mediante una reducción de los tipos en el Impuesto de Sociedades y una mayor compensación entre tributos directos e indirectos.