TENDENCIAS

Siete maneras de reducir el estrés con juegos para pensar (INFOGRAFÍA)

17/11/2014 08:41 CET | Actualizado 17/11/2014 08:43 CET
EL HUFFINGTON POST

Nuestro cerebro es una herramienta poderosa. Sin embargo, la mayor parte del tiempo —especialmente cuando nos sentimos agobiados— lo utilizamos para darle vueltas a nuestras preocupaciones. No es nuestra culpa (los psicólogos afirman que nuestro cerebro tiende por defecto a lo negativo), pero sí tenemos la última palabra para tomar el control.

Como parte de una serie mensual con consejos para reducir el estrés, esta semana te ofrecemos unos pocos trucos para poner en marcha cuando la negatividad se instale en tu cabeza.

PRIMERA ENTREGA: Siete formas para empezar a sentirse menos estresado (INFOGRAFÍA)

Toma nota de estas estrategias y añádelas a tu día a día para conseguir ser más positivo.

MANUAL DE INSTRUCCIONES

Piensa en las personas que más aprecias ¿Te sientes sobrepasado por la situación? Habla con tu familia. Según un estudio de investigadores de la Universidad de California, las personas que reflexionan sobre lo que les ocurre y sobre la gente que más aprecia tienen menores niveles de estrés que quienes hablan sobre temas que no les importan tanto.

Haz un ejercicio de visualización Figúrate por un momento que estás en una playa relajante. Los expertos sostienen que hacer este tipo de recorridos con la imaginación por escenarios relajantes pueden llevarte a la calma. Más allá, hay estudios que sugieren que también pueden ayudar a disminuir el estrés y el dolor en pacientes de cáncer. ¿Necesitas algunas ideas para empezar? Intenta alguno de estos ejercicios de visualización.

Repite una afirmación positiva Destierra el estrés con un poquito de refuerzo postivo. Recientes investigaciones publicadas en el blog de la Society for Personality and Social Psychology's Character & Context prueban que estos mantras no son sólo buenos para tu autoestima, sino que también lo son para tu salud. Repite con nosotros: "Soy capaz. Soy querido. Soy valiente". También puedes intentarlo con alguna de estas afirmaciones.

Trátate como una persona feliz Es el momento de que pienses en la manera en la que caminas. Los expertos señalan que el modo en el que caminas da la clave sobre cómo te sientes por dentro. Si adoptas los andares de una persona feliz, los estudios afirman que acabarás por sentirte más feliz.

Practica meditación mindfulness Contar los beneficios de la meditación sería imposible con los dedos de dos manos, pero quizá uno de los más importantes es su habilidad para calmarnos. Según los expertos, la meditación mindfulness (aquella basada en la conciencia plena de la meditación budista) puede reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Su práctica también puede ayudar a controlar la presión arterial elevada, el dolor y los problemas del sueño.

Concéntrate en la respiración En algunas ocasiones la manera más simple de abordar un problema es la mejor. Si te estás sintiendo agobiado, concéntrate en cómo inhalas y exhalas el aire. Ya sea dedicándole un poco de tiempo a realizar respiraciones profundas o sólo dejando escapar un gran suspiro, te sentirás mejor y más ligero.

Intenta relajar tu cuerpo progresivamente Si estás tenso, intenta utilizar tu mente para tomar el control de tu cuerpo. La relajación progresiva muscular, una técnica que supone la contracción y distensión sistemática de los músculos, combina el trabajo del cuerpo y la mente para una relajación completa. Comienza por la parte alta de tu cuerpo cuando estés tumbado. Ve tensando tus músculos durante un momento y luego relájalos lentamente hasta que llegues a los pies. Aquí tienes algunos ejercicios para practicar.

Ilustraciones de Alissa Scheller para The Huffington Post.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés.